Charlatanes siguen lucrando con los procedimientos estéticos. Roberto Ramírez Macías, presidente del Colegio de Cirugía Plástica, comentó que cada vez son más frecuentes los casos de pacientes que se sometieron a algún procedimiento fallido, los cuales fueron realizados por gente sin preparación, quienes les prometieron maravillas, pero tiempo después comienzan a enfrentar complicaciones en su salud.
Lamentó que, a raíz de lo anterior, a los consultorios sigan llegando pacientes con complicaciones para ser tratados, quienes presentan problemas como afectaciones en músculos y arterias, infecciones, úlceras, se les necroza la piel, y en algunas ocasiones el problema es tan avanzado que se les tienen que amputar alguna de las extremidades.
Ramírez Macías expresó que algunas de estas complicaciones no se manifiestan de inmediato, se ven incluso en el transcurso de los primeros 10 años, pero son situaciones que sí se registran; “por ejemplo, tenemos una paciente que le infiltraron sustancias aceitosas, que le inyectaron en glúteos y busto, y se le presentaron las complicaciones tres años después”.
Indicó que estas prácticas fraudulentas también incluyen cursos: “hace poco se detectó un curso que se iba a impartir sobre sustancias de relleno, estaba dirigido a la población en general, y son sustancias que incluso no son reconocidas por la Cofepris. Se avisó a la Dirección de Regulación Sanitaria y se pudo frenar la impartición de ese curso”.
Para finalizar, el presidente del Colegio de Cirugía Plástica dijo que todos los especialistas certificados están dados de alta ante el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica y Estética; agregó que para ello tuvieron que estudiar en promedio durante 14 años para formarse como médicos y posteriormente como especialistas en cirugía plástica, proceso de formación que es necesario para que el paciente llegue bien y salga mejor, esto además de que se deben estar siempre actualizando.