Ante la proximidad de la declaración anual correspondiente al ejercicio 2017 para personas físicas, el delegado de la Prodecon, José Antonio Guerra Caparrós llamó ayer a todos estos contribuyentes que rentan bienes inmuebles a no seguir cayendo en la ignorancia o en la omisión de reportar esta actividad al fisco.

Aseveró que este comportamiento es frecuente por parte de un incontable número de personas físicas y es prudente que se registren en el régimen de arrendamiento para evitar sanciones considerables al ser detectados por el Servicio de Administración Tributaria.

La actividad del arrendamiento de bienes inmuebles es muy común en Aguascalientes y se sabe que muchos han hecho caso omiso de estar en el régimen de arrendamiento, desde donde pueden aplicar diversas deducciones o establecer una deducción única de hasta el 35%, conocida como “ciega”.

Sin embargo, lo importante es que tienen obligaciones como expedir también el comprobante fiscal digital por el arrendamiento inmueble.

En entrevista con El Heraldo, el delegado de la procuraduría de la Defensa del Contribuyente subrayó que las personas físicas deberán presentar su declaración anual en abril próximo y el periodo vence el día 30 de ese mes, y derivado de facilidades expedidas desde el año anterior es factible cumplir con esta obligación a lo largo del 2018 para el caso de los trabajadores asalariados.

Es muy común que las personas físicas no cumplan en tiempo con esta obligación hacendaria, porque les puede aplicar un requerimiento o una multa que puede ir del 20 al 100% de la contribución omitida que determina el SAT.

Que nadie se diga sorprendido, pero los contribuyentes obligados son quienes prestan servicios profesionales u honorarios como son los abogados, los médicos; también quienes se dediquen a actividades empresariales como comerciales, industriales, agrícolas, ganaderas, silvícolas, de pesca y de autotransporte, exceptuando a los del Régimen de Incorporación Fiscal.

Las personas físicas que perciben sueldos o salarios deben declarar si obtienen ingresos acumulables distintos, cuando han dejado de prestar sus servicios antes del 31 de diciembre o cuando hayan prestado servicios a dos o más empleadores en forma simultánea. Que se tengan ingresos anuales que sobrepasen los 400 mil pesos.

Para quienes hayan avisado por escrito al patrón de que presentaran declaración anual por cuenta propia, aclaró que la Prodecon sacó un criterio relativo a que la devolución de impuestos con saldo a favor, debe analizarse la procedencia con la independencia de que el contribuyente sea un asalariado que presente o no la declaración de impuestos, comentó finalmente.

¡Participa con tu opinión!