Óscar Luna
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para reactivar el Museo Internacional del Barroco de Puebla, que costó más de de 6 mil millones de pesos, se ofrecerá una función de la lucha libre esta semana.
El próximo sábado 26 de octubre, posterior a la inauguración de la exposición «Nuevos ritos. Santos, duelos y divinidades» de Mauro Terán, se llevará a cabo este evento, para el cual se aplicó un recurso de 805 millones de pesos.
El programa se dividirá en cuatro encuentros performáticos que se desarrollarán en el estacionamiento del museo a partir de las 18:00 horas.
En ellos participarán luchadores como Estrellita, Tiffany y Dalys contra Canek Jr., Tyson «La Bestia» y Veneno. También lucharán Bucanero, Villano IV y Lizmark Jr. contra Atlantis, Octagón y Aníbal Jr.
Luego de que se anunciará esta presentación a celebrarse en el recinto emblemático del morenovallismo, las autoridades culturales de la entidad recibieron fuertes críticas a través de redes sociales.
Sin embargo, Alejandra Santamaría Llerandi, directora general de Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura estatal, defendió la actividad deportiva.
«La lucha libre es el deporte espectáculo por excelencia de México, es un deporte que nos representa a nivel nacional e internacional, es considerado patrimonio cultural inmaterial en la Ciudad de México», expresó.
A su vez, Glockner Rossainz, titular de la Secretaría de Cultura estatal, consideró que las críticas al evento demuestran un desconocimiento del arte contemporáneo.
«Las opiniones que se han expresado en diversos medios escritos, por radio, por televisión, nos dan una idea al equipo de la Secretaría de la dimensión del desconocimiento que se tiene del arte moderno, del arte contemporáneo», expresó en conferencia de prensa.