La mayor incidencia de quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, es en contra de policías municipales, principalmente por malos tratos y abuso de autoridad, las cuales son objeto de investigación para ver si procede una recomendación y de no haber elementos de prueba, archivarlas.

El ombudsman J. Asunción Gutiérrez Padilla, informó que en lo que va del año se han recibido alrededor de 20 quejas contra diversas dependencias. Actualmente las quejas cuyos expedientes se están integrando junto con aquellas que están para proyecto suman alrededor de 700.

El abogado acudió ayer al Palacio Municipal para reunirse con los regidores miembros de la Comisión de Derechos Humanos del Cabildo capitalino, con el fin de coordinarse en acciones que redunden en la prevención de violaciones de derechos fundamentales.

Destacó la importancia de establecer protocolos en la detención de presuntos delincuentes y acompañamiento a las familias de los mismos.

“Las detenciones deben hacerse sin vulnerar los derechos fundamentales de la persona, sin menoscabo de la aplicación de las sanciones correspondientes”, expresó.

Gutiérrez Padilla dijo que también debe valorarse un protocolo en materia de calificación de multas; si bien las establece el Código Municipal, muchas de las veces se fijan en el tope máximo en función de cómo llega el detenido, sin considerar el tipo de falta que haya cometido.

“Los niños en los cruceros es otro tema de interés para el Municipio y para la propia Comisión”, añadió.

Al ponderar que la tarea fundamental es la prevención, destacó la necesidad de coordinar acciones en donde haya riesgo de que se violen los derechos humanos. Y sobre la propuesta de Plan Estatal de Derechos Humanos, dijo que se analiza qué tan viable es para determinar su aplicación, desecharlo o complementarlo.

Finalmente, indicó que en este mes se ventilarán 30 expedientes y se redoblarán esfuerzos, para ir abatiendo el rezago que registra la dependencia.

¡Participa con tu opinión!