Natalia Vitela y Dulce Soto
Agencia Reforma

 CIUDAD DE MÉXICO.-Ante la nueva cepa de coronavirus surgida en China, la Secretaría de Salud pidió a directores de institutos nacionales y hospitales de alta especialidad tener un alto nivel de sospecha ante posibles casos ahora que el virus llegó a los estados unidos

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró que existe un trabajo estrecho entre la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales y la Subsecretaría.

«Uno de los mensajes que les transmitió (Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad) a los directores y directoras de institutos es que a través de sus servicios de infectología, sus laboratorios clínicos, tuvieran un alto nivel de sospecha respecto a casos.

«Un hospital de obvia importancia es el INER, donde hubo una conversación más específica y con el doctor Salas (Jorge Salas, director general del INER), quien apela a la capacidad que ya existe sobre influenza y que está en uso y curso por la temporada de influenza».

El funcionario dijo que desde que surgió el brote se tomaron medidas.

«Está incluido el protocolo de sospecha de infección respiratoria aguda grave. La primera fue articular los esfuerzos en los puntos de entrada al País», comentó López-Gatell.

El subsecretario dijo que se tomaron medidas en todos los puntos aéreos, y específicamente en los que tienen viajes directos China-México, que son los aeropuertos internacionales de Monterrey, Cancún y Guadalajara.

«En el Norte también pusimos esfuerzo porque hay una enorme comunidad asiática, incluyendo la China, en California».

Grupo REFORMA publicó que hasta este martes se registran 291 casos de corona virus en China, tras presentarse 72 nuevos infectados en la provincia de Hubei, dos en Shanghai y tres en Beijing.

El lunes, fue confirmada la cuarta muerte y hoy se informó de un nuevo caso que acaba de surgir en Estados Unidos, cerca de Seattle.

Asimismo, se ha confirmado un caso en Japón, dos en Tailandia y uno más en Corea del Sur.