Puntualidad es una característica elemental que requiere el transporte urbano en Aguascalientes, señaló el decano del Centro de Ciencias del Diseño y de la Construcción, Omar Vázquez Gloria.

Un servicio programado, sistemático y que opere con horarios establecidos que sean respetados es característica propia de ciudades que han logrado mejorar su movilidad, agregó.

Es sólo uno de los diversos factores de mejora del sistema que tenemos en Aguascalientes y que, sin embargo, podría marcar la diferencia en la dinámica social diaria.

Y es que cuando un usuario sabe que el camión va a llegar al paradero a determinada hora, puede planear actividades y además ahorrar mucho tiempo que actualmente se pierde en la espera, a veces por horas, de la ruta requerida.

En entrevista, el catedrático universitario sostuvo que no es el único requisito que debe cumplir, pues evidentemente se requieren mejores unidades y calidad en el servicio, que sean sustento de una tarifa justa.

Sin embargo, el solo detalle de la puntualidad representaría un cambio sustancial para miles de usuarios que día con día están a expensas de “a ver a qué hora pasa el camión” para cumplir con sus quehaceres cotidianos.

En ese contexto, Vázquez Gloria refirió que en términos de la nueva Ley de Movilidad y lo que plantea, también es necesario visualizar que Aguascalientes tiene una urgente necesidad de cambio de criterio en su desarrollo urbano.

La ciudad compacta es un modelo que, sin ser nuevo, sí está siendo impulsado en diversas ciudades medias y consiste básicamente en acercar los servicios a los puntos habitacionales como otro factor que desincentive el uso intensivo del automóvil y fomente el tránsito en vehículos alternos.

Aguascalientes todavía está a tiempo de adoptarlo y redirigir una parte importante de recursos pensados en hacer más calles para más automotores, rediseño de calles y avenidas donde se acerquen los servicios a más asentamientos humanos.

¡Participa con tu opinión!