Mientras las autoridades locales permiten la construcción de desarrollos habitacionales a una distancia de 20 metros de una falla geológica, la banca exige que sean 50 metros, siendo una disposición federal que debía homologase con la estatal, para mayor seguridad de la población.

Se pueden edificar casas, a veinte metros de distancia de una falla geológica, y a 10 metros cuando se trate de grietas superficiales, de acuerdo a las disposiciones del Implan 2018.

Es necesario presentar un dictamen y responsiva del perito y del especialista en mecánica de suelo, para obtener la respectiva licencia de construcción.

Y de acuerdo al Artículo 911 del Código Municipal, son Zonas de Alto Riesgo las franjas ubicadas a cada lado del eje de las discontinuidades en el subsuelo tales como fallas geológicas, grietas y fisuramientos, que se encuentran en el valle y que por estar bajo la influencia de movimientos telúricos y asentamientos diferenciales causados por la actividad de dichas discontinuidades en el subsuelo, implican un alto riesgo para el desarrollo urbano. Están determinadas por una franja de cinco metros, o el ancho de franja que sea señalado por el Ayuntamiento, a ambos lados de cada una de las discontinuidades en el subsuelo antes mencionadas, que hayan sido detectadas como tales o lo indicado por un estudio geológico-geofísico avalado por el perito especializado en geología o geofísica.

En estas zonas no se permitirá ejecutar obras de construcción o reparación, dictando preferentemente la demolición de los elementos constructivos que las invadan, salvo que se cuente con un proyecto específico avalado por Peritos Especializados en: Estructuras, Geología o Geofísica y en Mecánica de Suelos.

Y de acuerdo al Artículo 954, el propietario u ocupante de un inmueble tiene la obligación de denunciar los daños que se presenten en el mismo, debido a efectos de sismo, viento, explosión, incendio, hundimiento de la cimentación, cargas verticales u horizontales actuando sobre la estructura, asentamientos diferenciales y daños debidos a grietas, fallas, fracturas, discontinuidades en el subsuelo o deterioro de los materiales de la construcción.

También, el Artículo 955 establece que en todos aquellos predios que se encuentran afectados por alguna discontinuidad en el subsuelo, se deberán de tomar medidas especiales tanto para la estructuración como para la cimentación con el objeto de evitar que los asentamientos diferenciales entre ambos lados de la discontinuidad en el subsuelo afecten a la estructura y provoquen daños en la construcción.

Tanto en la memoria de cálculo como en los planos estructurales deberá mostrarse específicamente la solución que pretenda adoptarse para cada caso en particular, con el objeto de que sea revisada y avalada por los peritos responsables de obra y especializados en Mecánica de Suelos, Geología o Geofísica.