Roberto Mora Márquez, secretario general del Sindicato Transportista, consideró que la Ley de Movilidad que se discute en el Congreso debe incluir temas como la reubicación de las paradas del camión, un nuevo trazado de las rutas, e inclusive, modificar la localización de algunas terminales, pues es importante que se corrijan para que el transporte público funcione efectivamente.
Asimismo, destacó que como parte de la reingeniería en el sector transportista que contempla le Ley de Movilidad, se ha hablado de la necesidad de establecer un programa de chatarrización, el cual es apremiante que se concrete para no seguir afectando a los usuarios de los camiones urbanos con unidades obsoletas.
Mora Márquez señaló que hay unidades con más de 10 años de antigüedad circulando por las calles, siendo que de acuerdo al Código Urbano los camiones urbanos no deben sobrepasar una década de vida; añadió que se requiere hacer una revisión a fondo “para que las unidades que ya rebasaron la vida útil sean retiradas de la circulación y se invite a concesionarios a renovar este tipo de unidades”.
Sostuvo que la opinión de los trabajadores debería ser tomada en consideración para la redacción de esta ley, pues los concesionarios también deben hacer adecuaciones pertinentes para que los choferes estén en condiciones de brindar un buen servicio a la ciudadanía.
Para finalizar, el secretario general del Sindicato Transportista agregó que los legisladores también deberían de tomar en consideración lo concerniente a la seguridad en el transporte urbano, pues lamentablemente algunos operadores son víctimas de robos, o incluso hay quienes han llegado a ser amenazados por delincuentes, los cuales les piden una cuota para transitar por las colonias conflictivas, particularmente al oriente de la ciudad.

¡Participa con tu opinión!