Entre un 10 y un 15% de los permisionarios del transporte público aún se resiste a cambiar al esquema para formar empresas del sistema “YOVOY” y quieren seguir trabajando como hombre-camión, lo cual es inoperante en estos tiempos actuales, así lo señaló el dirigente del Sindicato de Choferes, Roberto Mora Márquez.

Recalcó que se trata justamente de aquellos permisionarios que aún ocupan las oficinas de lo que anteriormente era ATUSA y son quienes quieren seguir manejando las cosas, como se hizo durante muchos años. “Yo creo que debemos de cambiar todos. Hablando sindicalmente, nosotros estamos poniendo de nuestra parte y estamos muy metidos incorporando gente para que esté al pendiente de todo tipo de situaciones en las terminales”.

Mora Márquez estableció que aún hay errores que siguen cometiendo algunas líneas de transporte en el sentido de que varios concesionarios quieren seguir trabajando como hombre-camión, por lo que pidió la intervención de la Coordinación de Movilidad para que a la mayor brevedad posible se corrija este tipo de situaciones. “Esto ya no funciona, definitivamente, y en ese sentido pues Movilidad tiene una labor muy difícil ya que cambiar costumbres y cambiar normas y hábitos de toda la vida está un poco difícil, pero vamos bien”.

El representante de los operadores reconoció que los cambios en el transporte público van avanzando a paso lento, debido a que aún se vienen arrastrando vicios muy marcados, por lo que exhortó a todos los actores a poner entre todos su granito de arena para que esto funcione de la mejor manera.

Finalmente, enfatizó que entre los beneficios que trae operar bajo el nuevo esquema propuesto por la Coordinación de Movilidad, destacan trabajar como empresa, que no intervenga el socio directamente con el trabajador, y que el acuerdo que se toma con la empresa, tiene que ser respetado por los diferentes socios que están adheridos a la misma.