Actualmente el veinticinco por ciento de los mil cuatrocientos elementos de la policía capitalina padecen sobrepeso, reveló el secretario de Seguridad Pública, comisario Antonio Martínez Romo, quien señaló que con todo ese personal se encuentra trabajando en mejorar sus habilidades físicas y que puedan acreditar la nueva clave de identidad policial.

Con las recientes modificaciones legales de carácter federal, todos los policías están siendo evaluados y para el próximo mes de diciembre se planea que el 50% de los elementos de la corporación ya cuenten con su nueva clave de identidad policial, la CUP, y ahí se encuentra el esquema de conocimientos, habilidades y temas del peso físico.

A través de los exámenes que aplica el Instituto de Formación profesional de la Policía Municipal, se conocerán los nombres de quienes deberán someterse a una revaloración; esto se hará para cumplir con la primer meta que la Federación establece para avanzar en la clave única policial.

“Dentro de la corporación se cuenta con personal profesional que realiza las evaluaciones psicológicas, psicométricas y médicas referentes a temas del peso, y si es necesario que algún elemento se deba someter a un proceso de dieta se realizará”, indicó.

El comisario Antonio Martínez Romo señaló que existe un rango en el que se considera el sobrepeso, desde el ligero hasta una obesidad mórbida; “si un elemento tiene dos o tres kilos más, ya se encuentra fuera de la norma policial”.

Aseveró que cada elemento deberá entrar al proceso personal de cuidar su alimentación y realizar ejercicio para estar dentro de los pesos permitidos, ya que deben recordar que cada uno de los policías está siendo sometido a una serie de evaluaciones sobre las siete habilidades policiales.

Las siete nuevas habilidades policiales, de acuerdo a los ajustes aplicados por la Federación, se refieren a la evaluación del primer respondiente en el lugar de los hechos, armamento y tiro, acondicionamiento físico, conducción de vehículos policiales, detención y conducción del probable imputado, manejo del bastón retráctil y defensa policial.

“Toda la corporación será evaluada para que logre el registro de la CUP, la cual volverá a revisarse en un periodo de cada seis meses para que el personal se encuentre activo y pueda permanecer en la corporación”, finalizó.