Luego de tres temporadas regresó el equipo Unión Guerreros que dirige el entusiasta Enrique Méndez. Durante casi tres años el señor Méndez vivió en una ciudad fronteriza pero ya está de nueva cuenta en tierras aguascalentenses y volvió a convocar a sus jugadores con la intención de formar el gran equipo de antaño. El domingo pasado se enfrentó a un potente equipo de los Hooligans y la verdad es que fue un sinodal de mucha calidad pues se impuso 3 goles a 2 a los Guerreros, mas eso a Méndez no le preocupa mucho pues su atención está puesta en el próximo torneo de liga, que es en donde deberá ya tener un equipo muy bien conjuntado. Los goles de los Hooligans fueron obra de César Borrego al 27′, Érick Gutiérrez al 39′ y Carlos Luna al 68′. Por los Guerreros Mario Torres fue quién anotó los dos goles de su equipo, a los minutos 23 y 71. Con este resultado el equipo de los Hooligans se clasificó a las semifinales de la Copa Aguascalientes mientras que el Unión Guerrero deberá jugar partidos amistosos en lo que empieza el torneo de liga. Guillermo Torres fue el árbitro y no tuvo problemas con los jugadores pues éstos se dedicaron a lo que iban: a jugar.