Fabiola Santiago / Agencia Reforma

MADRID, España.- El actor Rob Schneider y la productora mexicana Patricia Maya han encontrado en el humor a un aliado para construir una relación personal y profesional sólida, en la que aprenden el uno del otro.
Patricia, quien estuvo detrás de programas como “Cuéntame Love” y “Guerra de Chistes”, se animó a debutar como actriz en Real Rob, serie protagonizada por su esposo, luego de que éste la convenciera de que no había nadie mejor que ella para interpretar su papel.
El éxito de las películas de Rob, como “Este Cuerpo No Es Mío”, “Animal” y “Gigoló Por Accidente”, le dieron al actor las credenciales para asesorar a su pareja en su incursión a la comedia.
“Patricia conoce todas y cada una de las bromas sucias que existen. Y luego me dice bromas que yo nunca había escuchado. Es una experta. Tiene un gran estilo. Yo soy mucho más tonto, a ella no le encanta eso. Así que hay como un balance”.
Ella agrega que, mientras que el humor estadounidense es más físico, el mexicano se basa más en las palabras para hacer reír.
“Es malicioso, pero al mismo tiempo hay amor en él. No hay nada de lo que no haga un chiste, nada es sagrado. Y eso es hermoso y lo admiro mucho. Se acercan a un problema de un modo positivo”.
La pareja ha trabajado en la segunda temporada de la serie durante casi dos años, y en agosto al fin verá el resultado.