Unen vida y corazones

En el altar principal de templo de San Antonio de Padua, Cecilia Gabriela Martínez Gutiérrez y Javier Cruz Martínez, intercambiaron votos de amor eterno, convirtiéndose así en fieles esposos.
La hermosa novia hizo su arribo en un bello carruaje, antecedida por su prometido montado en un caballo y rodeado por un conjunto de charros, que se situaron en el atrio de la iglesia.
Ambos contaron con la bendición de sus padres, Jorge Juvenal Martínez y Socorro Gutiérrez, así como Javier Cruz Ramos y María Rosa Sutti Marín.