Unen vida y corazones

Para sellar ante Dios el amor que se tienen y comprometerse como pareja, Ana Karen Fernández Arévalo y Édgar Muñoz Rodríguez se unieron en sagrado matrimonio para toda la vida.
El Templo del Señor del Encino enmarcó la ceremonia religiosa, mientras que en el Jardín Eucaliptos se llevó a cabo el tradicional brindis en honor a la pareja.
En todo momento, los esposos contaron con la destacada presencia de sus respectivos papás, Marco Antonio Fernández y Lupita Arévalo, al igual que María Elena Rodríguez y por supuesto sus invitados especiales.