Unen corazones

Permanecer unidos para siempre y recibir con amor los hijos que Dios les mande, son las promesas de amor que intercambiaron los nuevos esposos, Eduardo Capuchino Guardado y Betzaida González Pérez.
La pareja contrajo matrimonio religioso en el Templo del Rosario (La Merced), donde estuvieron presentes sus respectivos familiares y amigos, entre ellos, sus padres: Juan Manuel Capuchino y Olivia Guardado, papás del novio; y Eduardo González y Susana Pérez, papás de la novia.
El momento más significativo fue cuando el ministro de la Iglesia los declaró como marido y mujer, no sin antes otorgarles la bendición sacramental.