Cobró su tercera víctima mortal el ataque con unas bombas molotov a una vivienda ubicada en la colonia Insurgentes, durante el pasado mes de abril del año 2017.
Luego de más de un año de penosa agonía, murió una mujer a consecuencia de las quemaduras que sufrió en ese ataque.
El esposo de la mujer y una de sus hijas, también murieron durante el incendio provocado a su domicilio.
La víctima mortal fue identificada como Evangelina, de 39 años.
Fue el domingo pasado a las 18:20 horas, cuando se registró su fallecimiento en el HGZ No. 1 del IMSS, donde estaba internada desde hacía varios días, después de presentar complicaciones en su estado de salud.
Aunque será mediante estudios de Histopatología como se determine la causa de su muerte, todo hace suponer que fueron las secuelas que le dejó aquella cobarde agresión que sufrió junto con su familia.
Los trágicos hechos ocurrieron el sábado 29 de abril del 2017, aproximadamente a la 01:00, en el domicilio ubicado en la calle Abraham González esquina con la calle Lucio Blanco, en la colonia Insurgentes.
En esa fecha, unos sujetos que viajaban en unas motocicletas, arrojaron hacia el interior de la vivienda, dos bombas molotov que provocaron un incendio.
Las bombas cayeron por una ventana de la planta alta y tomaron por sorpresa a la familia que para esos momentos estaba durmiendo.
Una de las botellas con gasolina cayó sobre la cama donde dormían dos hermanitos, una niña de 7 años y un niño de 12 años.
Durante el incendio, también resultaron quemados los papás de ambos pequeñitos.
La nenita murió el día 3 de mayo en la Ciudad de México, a donde había sido trasladada para recibir atención médica especializada, a consecuencia de las quemaduras que presentó en el 90% de su cuerpo.
Poco después, el 16 de mayo, también murió el papá de los niños en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.
Por su parte, la señora Evangelina y su hijo de 12 años lograron sobrevivir a las quemaduras. Sin embargo, en días pasados, la mujer comenzó a presentar problemas en su salud y fue ingresada al HGZ No. 1 del IMSS para recibir atención médica, aun así lamentablemente el domingo falleció.
El único sobreviviente de esta agresión es el niño de 12 años, que presenta quemaduras en el 80% de su cuerpo.
A pesar de las investigaciones que realizan agentes del Grupo Homicidios de la PME, hasta la fecha no hay personas detenidas por su participación en esta agresión.