Sin duda alguna, siguen siendo tiempos complicados para las Centella de Necaxa que junto con Bravos son los únicos dos equipos sin conocer la victoria en la Liga MX Femenil en donde se han disputado ya ocho jornadas. Fabiola Vargas sigue sin encontrar la llave para que sus pupilas encuentren el camino de los buenos resultados, sumando un empate y seis derrotas ubicándose en la última posición de la liga, teniendo números muy deficientes que siguen demostrando que Centellas se encuentra muy lejos de los equipos más competitivos de la competencia.
Con todas estas malas noticias cualquier indicio de que las cosas pueden mejorar es rescatable. Solamente siete partidos le fueron suficientes a las Centellas para cumplir la regla de menores que exige utilizar a jugadoras nacidas a partir del primero de enero del 2001, que requieren 1000 minutos por temporada. Emili Bautista Galván es la que más aportó a esta regla jugando un total de 620 minutos defendiendo la zaga central de Centellas, que aunque sufre mucho también tiene buenas salvadas. Bautista ha sido la que más minutos ha disputado siempre iniciando en el cuadro inicial del equipo. Junto con ella se encuentran Lessli Horta Romero que aportó 425 minutos, teniendo una importante cantidad de tiempo mientras que Samantha Calvillo ayudó con 78 minutos para cumplir con la regla.
La liga femenil tendrá una pausa, dándole la oportunidad a las Centellas de prepararse intensamente durante casi dos semanas con la encomienda de mejorar notablemente en ese tiempo si es que quieren perfeccionar lo que han demostrado en ocho juegos. Su siguiente partido será hasta el próximo viernes cuando visite a Juárez en un encuentro en donde se pelearán el último puesto de la liga.