Una “Aventurera” diferente

Lorena Jiménez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-“El escándalo vende” no es parte de la filosofía de Susana González para hacerse de una carrera, ni mucho menos para incentivar la venta de alguno de sus espectáculos, por lo que podría decirse que es la excepción a la regla que ha caracterizado el drama tras bambalinas de “Aventurera”, a 20 años de su estreno.
Desde su inicio, en 1997, Edith González, Niurka Marcos, Ninel Conde, Maribel Guardia, Itatí Cantoral y Sabina Moussier han utilizado sus polémicas para volver mediático el show de cabaret -que llegará el sábado al Auditorio Telmex-, pero a Susana González, quien desde febrero personifica a Elena Trejo en la nueva temporada, es algo que no le interesa hacer.
“La verdad es que soy una persona que no le gusta que sus problemas se sepan, me gusta, en ese sentido, ser muy cuidadosa, de pronto hay cosas que no se pueden evitar y salen a la luz, pero siempre he tratado de mantener al margen mi vida privada porque como ser humano también tengo problemas, alegrías, pero esas cosas el público no tiene por qué saberlas”, refirió González, de quien se han ventilado un par de problemas, como su ruptura con Eduardo Santamarina en 2007 y el verdadero papá de su primogénito, que no era Renato Malojuver, sino Luis Elías, en 2010. Pero, aclaró, fueron situaciones fuera de su control.
“Es la primera vez que lo digo en una entrevista: considero que no hace falta llevar una vida de escándalos para que tu trabajo trascienda, creo que el trabajo de cualquier persona debe valerse por sí solo, por el esfuerzo que se pone en él, aunque insisto, no siempre se puede mantener tan independiente la vida personal”.
Su regreso a “Aventurera” es una asignatura pendiente luego de cancelar su participación, en 2013, por problemas de salud.
“Era una espinita que traía ahí como clavada desde entonces, esa vez me acuerdo que ya me sabía todo, ya había ensayado muchísimo y por salud, tuve que dejar el proyecto, pero ahora sí que cuando algo es para ti o no, aunque te quites o aunque te pongas, entonces supongo que en 2013 aún no era mi turno y eso se manifestó con un inconveniente de salud”, compartió.