Édgar Contreras
Agencia Reforma

CDMX.- El coronavirus le meterá una zancadilla a alrededor de 214 mil aficionados cada semana que no se juegue la Liga MX.
Ese fue el promedio de asistentes por jornada a los estadios en este Clausura 2020, al menos hasta concluida la Fecha 9 en que casi todos los partidos fueron a puerta abierta y cuando no existía tanta incertidumbre por el COVID-19.
Un millón 931 mil 492 espectadores registraron en conjunto los 81 juegos disputados entre el 10 de enero y el 8 de marzo.
En total, por jornada disputada acudieron a los estadios 214 mil 610 personas, en promedio.
El local más atractivo, para la afición, ha sido Tigres, con una media de 41 mil 541 espectadores. Lo escolta el vigente campeón Rayados, con 38 mil 447 asistentes.
El equipo que menos gente convocó a su estadio es Necaxa, con un promedio de 13 mil 738.
En la capital sorprende que Pumas tiene ligeramente más convocatoria que América y mucho más que Cruz Azul.
En la Ciudad de México fueron 329 mil 766 personas las que acudieron al Olímpico Universitario y al Azteca; en promedio, 23 mil 554 personas asistieron a dichos estadios cada que jugaron los clubes capitalinos.
Después de los cuadros regios, los que más fans atraen son los tapatíos.
Las Chivas son la tercera escuadra con mejor convocatoria: las ven alrededor 37 mil 300 personas en el Akron. Al Atlas lo siguen 27 mil 829 en el Jalisco; tuvo un juego a puerta cerrada que no se contabiliza para el actual promedio.
La Liga MX se mantiene como un producto atractivo para el aficionado, pese a las críticas por el nivel de varios partidos y el sistema de competencia.
Doce de los 18 equipos meten al menos 20 mil personas cada que juegan en casa.
En la Fecha 10 solo dos partidos se jugaron a puerta abierta y apenas acudieron 16 mil 882 en promedio.
El coronavirus frenó a todo el futbol mexicano.