Nos guste o no, la electrificación de los autos está ocurriendo. Y de hecho, ya alcanzó a la Nissan X-Trail.
Cuatro años después de que Nissan lanzara el primer vehículo totalmente eléctrico del mercado mexicano, el Leaf, ahora llega el modelo híbrido de su camioneta.
Si bien la X-Trail Hybrid tiene un motor de combustión, es capaz de funcionar exclusivamente con el motor eléctrico al mantenerse a una baja velocidad.
El tren motriz se conforma de un motor de 2 litros de cuatro cilindros que genera 140 caballos de fuerza. Éste es acompañado por un motor eléctrico de 40 caballos. Sigue teniendo una transmisión continuamente variable y tracción delantera, como lo tiene la versión convencional de gasolina.
La batería está colocada en la parte trasera, por lo que quita un poco de espacio en el área de carga; sin embargo, aun así, cuenta con el espacio necesario para el equipaje de los pasajeros.
Debo decir que el manejo de la X-Trail Hybrid no es totalmente emocionante, pero en este modelo es la eficiencia lo que se busca y eso sí se puede constatar. Un tanque de combustible duró cerca de 660 kilómetros de recorrido en ciudad; esto significa que nos ofreció un rendimiento de casi 12 kilómetros por litro. Así, en consumo no nos trató nada mal.
Pero regresando al tema de la conducción, la X-Trail, y en particular la versión híbrida, no ofrece las mejores sensaciones de manejo. Si bien la SUV nunca ha brillado por su conducción, en esta versión en particular el conductor se siente todavía más aislado.
El acelerador es un buen ejemplo de ello. Con una transmisión continuamente variable, nunca se tiene una respuesta lineal a la entrega de potencia del motor. Si a esto agregamos que el tren motriz puede entregar potencia con el motor de combustión y el eléctrico en cualquier proporción, se vuelve difícil adivinar lo que está ocurriendo al pisar el acelerador.
Aunque no es el crossover ideal en cuanto a manejo, en equipamiento y amenidades la propuesta es atractiva.
Tiene todo lo que pudiéramos esperar en un modelo de su segmento y un poco más. Esto incluye algunos temas de seguridad, como puede ser el radar frontal para mitigar o evitar choques frontales, y de conveniencia, como lo son las cámaras que dan una imagen de 360 grados alrededor del vehículo.
La X-Trail Hybrid no es un parteaguas en términos de eficiencia de combustible o en motorización, pero es una buena muestra de cómo las tecnologías eléctricas irán permeando hacia modelos de alto volumen.
Es la transición en la que nos encontramos y, afortunadamente, tiene buenos resultados en eficiencia y no implica un gran sacrificio con respecto a los vehículos de motorización tradicional.

¡Participa con tu opinión!