El principal objetivo de los topes es que los automovilistas reduzcan la velocidad, sin embargo, estudios demuestran que aumentan las emisiones contaminantes de los vehículos y por ende, también el consumo de combustible.
Sin embargo, un tope desarrollado por mexicanos podría ser capaz de mejorar la educación vial, la movilidad y hasta ayudarte a ahorrar combustible.
Se llama Tope Inteligente y es un proyecto de los morelenses Ricardo González Cosío y Juan Carlos Ortiz que lleva seis años desarrollándose y próximamente será una realidad.
“Los topes tradicionales ocasionan más tráfico, contaminación, desgaste en los autos, perjudican la movilidad y aún así, no generan una educación vial, porque la gente sólo disminuye su velocidad durante el tope, sin embargo, después vuelven a acelerar”, comentó Ortiz.
Aunque comenzaron por su cuenta, tiempo después se acercaron al Conacyt, consiguiendo un suma para echar a andar el proyecto con el apoyo de dos universidades: la Jefferson Internacional de Morelia y el Instituto Tecnológico de Monterrey, campus Morelia.
El sistema funciona con detectores colocados a 100 o 200 metros del Tope Inteligente, si el auto respeta los límites de velocidad conforme se acerca, el tope se esconde para que el auto no tenga que frenar; en cambio, si va por encima de lo permitido, tendrá que pasar por el tope.
“El estado natural del tope es arriba, visible, pero si respetas la velocidad, se bajará para ti.
“Creemos que tanto en municipios muy pequeños, como en ciudades grandes va a ser una solución vial y será educativo, a la gente le da gusto cuando el tope baja”, dijo Ortiz.
Tope Inteligente es de uso rudo, pues es capaz de soportar lluvia, tierra, arena y hasta tráilers de 100 toneladas, todo esto por un tiempo de vida de 10 años, sin embargo, con el debido mantenimiento puede llegar hasta los 20.
Por ahora sólo tienen un tope prototipo en funcionamiento en un fraccionamiento privado de Morelia. Con él han realizado pruebas y generado estadísticas que arrojaron que de cada 477 autos que circularon por la zona, 378 sí respetaron y 99 no.
“Al principio, el 80 por ciento no respetaba, ahorita es al revés, ahora ya sólo el 20 por ciento no respeta, así ha mejorado la educación vial”, explicó Ortiz.
Para mostrar que su producto aumenta la movilidad, la empresa de los morelenses, llamada Inteligencia Vial, ha realizado comparativos entre un reductor de velocidad tradicional y uno inteligente.
Los resultados fueron que en su tope pasaban 3 autos por sólo 1 en el convencional, esto si todos respetaban el límite permitido para que Tope Inteligente bajara.
De trabajar en su garage, hoy Inteligencia Vial ya tiene su propia fábrica y produce un tope inteligente 100 por ciento mexicano, pues no hay ningún otro en el mundo que funcione de esta manera.
Ya hay distribuidores en Chile y Argentina, y el próximo 4 de mayo comenzarán a funcionar los primeros en vía pública en Puebla y Morelia. En el Área Metropolitana, Naucalpan será la primer zona en poner un Tope Inteligente.