Merecidas vacaciones de Semana Santa disfrutan las familias aguascalentenses, en los diversos clubes deportivos de la ciudad.
Convivir en familia, compartir los alimentos, divertirse y hacer alguna actividad al aire libre, son las cosas que más disfrutan las familias, mientras bajo los intensos rayos de sol, viven al máximo los días de asueto.
El área más concurrida, es sin duda, el chapoteadero, donde decenas de pequeñitos disfrutan jugar y reírse con sus ocurrencias, mientras se refrescan y pasan momentos realmente divertidos.
Otros más, prefieren practicar algún deporte en las canchas del lugar, mientras que el vapor y el gimnasio también son opción para quienes desean relajarse sanamente o mantenerse en forma.
Por supuesto, el momento más grato es cuando las familias se reúnen para compartir el pan y la sal, dedicando un breve espacio para la oración, dando gracias por el disfrute de unas vacaciones en familia y por los sagrados alimentos.

¡Participa con tu opinión!