La clave de un buen fin de semana es olvidarse de que llegará el lunes. Y uno hace todo lo posible para lograrlo: usas ropa cómoda, armas un buen plan con los amigos y, de ser posible, te subes a un auto con tanta personalidad como el 500L de Fiat.
Esta SUV tiene lo necesario para despreocuparse de los pendientes de la oficina. Desde un sistema de sonido Beats, con 6 altavoces y sobwoofer, para ponerle banda sonora al recorrido, hasta un techo panorámico que llega a la segunda fila y, con el cual, disfrutarás de esas soleadas mañanas de sábado.
Aunque mantiene el encanto del pequeño “cinquecento”, aquí cabe cómodamente una familia de hasta cinco integrantes e incluso tiene espacio para llevar la carriola o las compras del supermercado en su cajuela de 630 litros.
La 500L suma cuatro ventanas en los postes frontal y trasero. El resultado es una cabina con vista de 360 grados y una amplitud e iluminación acogedoras. Tanto así, que en los viajes en carretera vas a querer pasarte a la segunda fila.
A diferencia del modelo anterior, la fascia frontal ahora es más voluminosa y es de color plateado, al tiempo que, en la parte trasera, predomina el color de la carrocería.
Lo cierto es que la 500L se maneja sin dificultad. El volante puede dirigirse sin gran esfuerzo y el radio de giro de las llantas permite moverse ágilmente aun en calles estrechas. Incluso el motor turbo de 1.4 litros acelera con inmediatez.
Con asientos de piel, un sistema de infoentretenimiento compatible con Apple CarPlay y Android Auto y controles al volante, cuando estés en la 500L podrás despreocuparte de las horas pico, del trabajo acumulado y de los pendientes. Incluso aunque apenas estés a mitad de la semana.

Motor: turbo de 1.4 litros MultiAir
Potencia: 160 hp
Transmisión: automática de 6 velocidades
Torque: 184 lb-pie
$519,900