Juan Sergio Villalobos Cárdenas
Maestro en Derecho

En este mismo espacio bajo el título, “Suprema Corte de Justicia de la Nación: criterios para el relevo de sus ministros” (El Heraldo de Aguascalientes, 31 de octubre de 2015) apuntábamos la necesidad de observar ciertos criterios para orientar la formación de las ternas necesarias para que el Senado de la República eligiera a quienes deberían de integrar Pleno en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En ese entonces nos referimos a dos de esos criterios: carrera judicial y equidad de género.

El presidente de la República ha enviado una terna para cubrir la vacante que generó la renuncia del ministro Eduardo Medina Mora. El gran acierto es la conformación de la terna: tres mujeres, todas ellas abogadas con sendas trayectorias profesionales en sus respectivas áreas.

Diana Álvarez Maury, Ana Laura Magaloni Kerpel y Margarita Ríos Farjat son las personas propuestas por el ejecutivo federal; una de ellas podría ser nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Actualmente el Máximo Tribunal de Justicia del País se integra por once ministros, de los cuales solo dos son mujeres: Yasmín Esquivel Mossa y Norma Lucía Piña Hernández. De ser electa alguna de las integrantes de la terna, se habrá dado un paso más en el camino para lograr la equidad de género y en darle un nuevo rostro a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Pero ¿quiénes son ellas?

Ana Laura Magaloni es Licenciada en Derecho por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Doctora en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y es investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), pertenece al Sistema Nacional de Investigadores.

Diana Álvarez Maury es Licenciada en Derecho por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), es subsecretaria de desarrollo democrático, participación social y asuntos religiosos de la Secretaría de Gobernación, fungió como asesora del Consejo General del entonces Instituto Federal Electoral y es cofundadora del Instituto para la Promoción de la Cultura Cívica A.C., asesora en temas político-jurídicos y fungió como asesora de legisladores en temas del TLC.

Margarita Ríos Farjat es licenciada en derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León y tiene una maestría en Derecho Fiscal por esa misma casa de Estudios, cuenta con un Doctorado en Política Pública por la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Instituto Tecnológico de Monterrey; actualmente es jefa del Servicio de Administración Tributaria (aunque su reseña curricular en el portal del gobierno de la república señala que se desempeñó en el Poder Judicial Federal de 1996 a 1999, no señala qué función realizó).

Queda aún por resolver el tema relativo a la carrera judicial, el otro gran criterio propuesto para guiar la selección de ministros. En estos procesos surge necesariamente una cuestión: de entre todas las mujeres que se desempeñan como juezas y magistradas del Poder Judicial de la Federación, ¿ninguna tenía las cartas credenciales para ser integrante de la terna?

La carrera judicial surge ahora como el gran tema de debate público. ¿Los perfiles de quienes deben juzgarnos, deben ser necesariamente encontrados en otras áreas del gobierno o de la sociedad civil, o desde lo interno de los poderes y órganos que imparten justicia? La respuesta que demos a esa interrogante definirá en gran medida el rostro que tendrá en el futuro la justicia del país.