Un terrible accidente se registró la tarde del domingo en la carretera federal 70 Oriente, a la altura de la Universidad Tecnológica “El Retoño”, que dejó como saldo de un muerto y un herido grave.
Un automóvil convertible de dos plazas, que se desplazaba a exceso de velocidad, se impactó brutalmente contra un árbol y salió proyectado hacia el estacionamiento de una fábrica
Posteriormente, tras derribar un barandal e impactarse contra la caseta de vigilancia, terminó volcado con las llantas hacia arriba.
La persona que murió de manera instantánea no había sido identificada, por lo que su cadáver fue trasladado al Semefo donde quedó depositado en calidad de desconocido.
El trágico accidente automovilístico se registró el domingo aproximadamente a las 18:00 horas, a la altura del kilómetro 68+100 de la carretera federal 70 Oriente, precisamente frente a la Universidad Tecnológica “El Retoño”, en el municipio de El Llano, Aguascalientes.
Hasta el lugar de la tragedia arribaron policías preventivos de El Llano, policías federales, policías estatales y Bomberos Municipales, además de agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
La escena que encontraron fue realmente impresionante, por la destrucción causada por los automovilistas accidentados.
Dentro de una fábrica en construcción, fue encontrado un automóvil convertible marca Pontiac Solstice, color rojo, de dos plazas y con placas de circulación de Aguascalientes.
La unidad automotriz estaba completamente destrozada y a un costado fue localizado el cadáver de una persona del sexo masculino.
Asimismo, fue encontrada una persona gravemente herida, que se le identificó como Antonio, de 24 años, con domicilio en el fraccionamiento La Herradura. A bordo de la ambulancia UE-52 de Bomberos Municipales, fue trasladado de urgencia a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS, donde ingresó en estado agónico, ya que sufrió un traumatismo craneoencefálico severo.
De acuerdo a las primeras investigaciones realizadas por la FGE, se estableció que ambos jóvenes se desplazaban en el vehículo deportivo Pontiac Soltice, por la carretera federal 70 Oriente en dirección de oriente a poniente.
Al llegar casi frente a la Universidad Tecnológica “El Retoño”, el conductor realizó una maniobra de rebase de otro vehículo, pero al intentar regresar a su carril, por el exceso de velocidad en que se desplazaba perdió el control del volante.
Lo anterior provocó que el automóvil se saliera de la cinta asfáltica hacia su derecha y tras dejar un derrape de más de 30 metros, se fue a impactar brutalmente contra un árbol que quedó partido a la mitad.
Posteriormente, el coche Pontiac Soltice salió literalmente “volando” hacia una fábrica en construcción y tras derribar el barandal e impactarse contra la caseta de vigilancia, terminó volcado en el interior del área de estacionamiento.
Uno de los jóvenes salió expulsado y quedó muerto a poca distancia del destrozado automóvil en que viajaba.