Staff
Agencia Reforma

El popularmente llamado Maratón Guadalupe-Reyes, se caracteriza por el aumento en la ingesta de alimentos y bebidas altamente calóricos.
Se trata de un lapso en el que, seas o no corredor, puedes ganar varios kilos de más, pues, además de incurrir en excesos alimentarios, también se tiende a hacer menos ejercicio.
Según la Clínica de Obesidad del Hospital Juárez de México, en 2017, durante el Guadalupe-Reyes los mexicanos subieron entre tres y cinco kilos.
Y es que es fácil caer en malos hábitos, pues hay muchas tentaciones con cenas festivas, posadas, brindis en los lugares de trabajo, lo que después se refleja en la báscula.
No se trata de evitar cualquier festejo ni dejar pasar esos platillos que sólo en diciembre se preparan. Lo aconsejable es la moderación. Con las bebidas es lo mismo.
El ponche puede ser muy rico, pero ten presente que una taza puede aportar más de 400 calorías, así es que tómalo con moderación.
Las bebidas alcohólicas también aportan calorías, en especial destilados como brandy, whisky, ginebra y más aún licores como el anís.
Con información de Notimex

Algunos consejos
– Si te excediste en un festejo, no te sientas culpable, lo importante es volver a la rutina saludable lo más pronto posible.

Tips
– No dejes de correr o ejercitarte en esta temporada; hazlo aunque sea un poco menos de lo que acostumbras.

– Aplica la regla de uno por uno: toma al menos un vaso de agua entre cada bebida alcohólica; además de mantener el cuerpo hidratado, esto ayuda a reducir el deseo de más bebidas.