El Heraldo de Aguascalientes

Un insulto lo que nos cuestan los partidos

Es un insulto que el Instituto Nacional Electoral haya autorizado el destino de 6 mil 788 millones de pesos a los partidos políticos para el 2018, cuando hay muchas necesidades en salud, en educación, en seguridad y en servicios básicos en general, cuestionó Humberto Martínez Guerra.

Refirió que cuando se trata de recibir dinero, ningún partido se inconforma, sólo piensan en sus intereses, no en las necesidades de la población; pero además, eso no es lo único que se eroga en este rubro, hay que sumar el presupuesto del propio INE y el subsidio que dan los estados tanto a los partidos, como a los organismos electorales locales.

Tenemos una democracia muy costosa, deficiente y de dudosa moral, destacó, al considerar que tanto dinero sin duda, es para consolidar los vicios electorales, para presionar al votante con dádivas; además de los ofensivos derroches en campañas.

“La política se desprestigia cada día más y los excesivos presupuestos no han servido para mejorar las cosas; ni tenemos mejores partidos, ni mejores políticos; entre más dinero se canalice, se corrompe más la estructura democrática”.

Muchos se agazapan al poder para ver cuánto obtienen, no porque tengan vocación de servicio, y la falta de resultados propicia que la ciudadanía no crea en las instituciones.

“Falta de sensibilidad en el uso y destino del dinero que se recauda con el pago de nuestros impuestos: es el colmo que se dé dinero a manos llenas a los partidos políticos y a cuenta gotas a la seguridad, pese a que la delincuencia, cada día va ganando terreno”, añadió.

Confió en que la sociedad se sume a la enérgica protesta contra el arbitrario destinos de recursos, en beneficio de unos cuantos y en perjuicio de la mayoría.

“Hay prioridades que no se atienden como tales, porque quienes ostentan el poder, no se dan cuenta o no quieren darse cuenta; prefieren beneficiar a sus cuates, ya que sigue imperando el compadrazgo”.