Melissa Rodríguez 
Agencia Reforma

BARCELONA, España.- Seat presentó la quinta generación de su modelo más longevo y popular, el Ibiza, que llega recargado de tecnología y con un diseño más deportivo.
Este vehículo será el primero del grupo Volkswagen que aprovecha la plataforma MQB A0, que permitió ampliar el espacio interior, al mismo tiempo que redujo en milímetros la longitud y altura para un aspecto más agresivo.
El cambio de plataforma no es un tema menor, para implementarla, Seat  tuvo que adaptar las líneas de producción de su fabrica en Martorell, Barcelona. Con ella, el auto no solo aprovecha mejor el espacio, sino que también reduce su peso; aumenta la rigidez de la carrocería y brinda flexibilidad para fabricar distintas configuraciones.
Manejamos la versión de transmisión automática DSG de 6 velocidades con 115 hp en zonas urbanas de Barcelona, así como en sinuosas carreteras de pendientes y bajadas. Lo primero que resulta evidente es su ligereza: Ibiza se abre paso con asombrosa agilidad en ambos ambientes. Y aunque podría parecer que su motor turbocargado de un litro es pequeño, en realidad nunca se se percibe falta de potencia, incluso promete un uso mucho más eficiente.
Como la isla española por la que fue nombrado, Ibiza busca atraer a consumidores jóvenes. Y para lograrlo, apuesta por robustas configuraciones de infoentretenimiento en donde, la versión más equipada, destaca una pantalla táctil de 8 pulgadas con conectividad con Apple Car Play, Android Auto, Mirror Link, así como altavoces Beats Audio y cargador inalámbrico.
Otros cambios al aspecto exterior incluyen faros LED triangulares que lo asemejan al León, así como diseño en forma de equis con entradas de aire en la parte del frente.
Los motores anunciados son de un litro en configuraciones que van desde los 75 hasta 115 caballos de potencia, en transmisión manual y automática.
Con esta nueva generación, la marca española probará que a 33 años de su aparición y luego de vender más de 5 millones de unidades, Ibiza es un competidor relevante, posicionado y duro de vencer para otros modelos que llegan al mercado con prestaciones de segmentos superiores.
“Ibiza es un icono, durante muchos años fue más conocido que la misma marca y con este auto estamos poniendo nuevos estándares en el segmento, nuevos estándares en tecnología, dinamismo y conducción”, dijo durante la presentación Antonio Valdivieso, director de comunicación de Seat España.
Las versiones y precios que llegarán al mercado mexicano aún no han sido confirmadas.