Como buena ciudad texana, Fort Worth cuenta con atractivas opciones para hacer compras y destaca por ser un importante centro de negocios.
También presume una nutrida oferta cultural, aunque está poco promocionada en los circuitos turísticos. Así que en ese próximo viaje a este destino, ubicado a escasos 30 minutos en auto del Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth, no hay que olvidarse de estos museos.

DE 10:30 A 11:30 HORAS
La primera escala debe realizarse en el Amon Carter Museum of American Art, a unos 10 minutos en auto del centro de la ciudad, donde se exhiben obras maestras de Alexander Calder, Thomas Eakins, Stuart Davis y John Singer.
El recinto, diseñado por el renombrado arquitecto Philip Johnson, ofrece un fragmento de la historia estadounidense a través de pinturas y esculturas. También cuenta con una de las colecciones de fotografía más grandes de Estados Unidos, que consta de 45 mil imágenes hechas por más de 400 fotógrafos, entre ellos Karl Struss y Laura Gilpin.

DE 11:30 A 12:30 HORAS
Del Amon Carter, a unos 10 minutos caminando, se encuentra Fort Worth Museum of Science and History, el cual destaca, de inicio, por su diseño ideado por el mexicano Ricardo Legorreta y, después, por su enorme espacio, en el que conviven dos museos: el Cattle Raisers, que aborda la importancia de la historia ganadera y el Museo del Niño.
Además, tiene en su interior un planetario (The Noble Planetarium), el Omni IMAX Theater y una impresionante área dedicada a los dinosaurios, llamada DinoLabs & DinoDig.

DE 12:30 A 15:00 HORAS
A menos de 10 minutos caminando del recinto de ciencia e historia hay otros dos culturales vecinos: el Kimbell Art Museum y el Modern Art Museum of Fort Worth, que atraen por su aspecto modernista.
El Kimbell presume que su colección puede ser pequeña, no más de 350 obras, pero destaca por su calidad e importancia artística. Fue bautizado como el Mejor Museo Más Pequeño de EU por la Association Museum. Aquí se admira la primera pintura conocida de Miguel Ángel, “El Tormento de San Antonio”, o algunas obras maestras de Paul Cézanne, Pablo Picasso y Henri Matisse.
Y cruzando los andadores, entre jardines y esculturas, se llega al Modern Art Museum, diseñado por el arquitecto japonés Tadao Ando. La colección de este recinto se distingue por analizar el arte que se produjo, especialmente en Norteamérica y Europa, después de la Segunda Guerra Mundial. Trabajos de Francis Bacon, Anselm Kiefer, Mark Rothko, Cindy Sherman y Andy Warhol figuran en este lugar.
Aquí se puede comer, Café Modern es el restaurante del recinto que cuenta con entradas y guarniciones de frutas y verduras de temporada y platos fuertes, como espaguetti, risotto, pollo o costillas.

DE 15:00 A 16:30 HORAS
Si se caminan 15 minutos más se puede visitar el centro de Fort Worth, donde se ubica Sundance Square, el sitio donde convergen entretenimiento, gastronomía y, por supuesto, muchas opciones para comprar.
En la plaza principal, según el día, se puede disfrutar de algún performance de jazz o ballet, y en Main Street se localizan alojamientos de renombre, como The Ashton Hotel y el Hilton.

TABLA
Guía práctica
CÓMO LLEGAR
Desde la Ciudad de México, Aeroméxico, Interjet, Delta y American Airlines vuelan directo al Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth.
Desde Guadalajara, Volaris y American Airlines vuelan directo al Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth.
Desde Monterrey, American Airlines vuela directo al Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth.

DÓNDE DORMIR
The Ashton Hotel destaca por sus lujosas habitaciones. Desde 150 dólares por noche en ocupación doble.

MÁS INFORMACIÓN
www.aeromexico.com
www.interjet.com
www.aa.com
www.cartermuseum.org
www.kimbellart.org
www.fwmuseum.org
www.fortworth.com

¡Participa con tu opinión!