De las setecientas bodegas que operan en el Centro Comercial Agropecuario, el 70% de ellas se encuentran rentadas, aunque se suscita un fenómeno más creciente y que molesta a una gran cantidad de condóminos, y eso es que muchos de los renteros están subrentando espacios, haciendo una competencia desleal, denunció ayer el tesorero del Consejo de Administración de este mercado, Jorge Vázquez.

Cuando menos el 35% de las bodegas ya rentadas, están subrentadas a tres o cuatro personas adicionales, todos conviviendo en un mismo espacio, aprovechando las áreas comunes o los cajones de estacionamiento a que tienen derecho.

“Los renteros sacan cuando menos el 20% del costo total de la renta mediante esta práctica creciente. Algunos rentan el cajón de estacionamiento a alguien que se mueve en camionetas, quienes comercializan mucho más con respecto a los comerciantes que se encuentran al interior de sus bodegas”.

Señaló que esta práctica es solapada o permitida por los propios dueños de las bodegas que rentan, donde los renteros hacen negocio adicional a su giro comercial que tienen en la bodega, ya que subrentan espacios a tres o cuatro personas más.

En entrevista con El Heraldo, el tesorero del Consejo de Administración dijo que los pequeños comerciantes suelen subrentar porque no les alcanza para pagar la renta de la bodega, los servicios de mantenimiento, agua, luz y pago de impuestos.

“Cada bodega tiene un espacio de cinco metros al frente para estacionar dos vehículos. Si la persona que renta la bodega no los necesita, ofrece esos cajones en renta y de ahí se ayuda para pagar la renta de su negocio entre un 15 y 20%”.

Asimismo, indicó que el reglamento de este mercado permite a los bodegueros que pueden salirse 50 centímetros fuera de su negocio, medida que nadie respeta, porque suelen invadir hasta un metro de la acera pública. “Y eso le da la facilidad, pero no la autorización de subrentar”, explicó.

“Este es el problema de fondo por el cual no se han podido liberar los cajones de estacionamiento para los clientes, pues están invadidos muchos de ellos por renteros”, concluyó.