Por FRANCISCO VARGAS M.

Por el cartel confeccionado todo indicaba que sería una tarde triunfal, prueba de ello que los aficionados así la esperaban haciendo el primer lleno en la Plaza San Marcos, de esta Temporada de Novilladas 2020; sin embargo esto no fue así debido al mal juego que dio el encierro de la ganadería de Cerro Viejo, sin embargo los tres jóvenes participantes los aguascalentenses Miguel Aguilar y Alejandro Adame, como el debutante en este coso Arturo Gilio estuvieron con enorme entrega, valor y disposición, siendo el más cercano en conquistar el triunfo el joven lagunero quien a pesar de dejar el acero al primer viaje en ambos no hizo efectos perdiendo de esta manera apéndices en sus dos novillos, pero sin duda fue un debut prometedor y grato que tuvo ante la conocedora afición aquicalidense.
Con un clima caluroso y como lo apuntamos líneas iniciales, el coso centenario registró un lleno, siendo la materia prima novillos de la dehesa jalisciense de Cerro Viejo de comportamiento desigual quedando a deber en esta ocasión la divisa rojo y rosa, destacando el tercero; cabe mencionar que los novillos en homenaje a don Alfonso Franco, su hijo puso nombres a tan recordando ganadero.
Primero, rebrincado, soso y deslucido; segundo, áspero y con peligro; tercero, con clase y nobleza recibiendo palmas en el arrastre; cuarto, con aspereza terminando distraído; quinto, descastado y probón; sexto, sin raza y deslucido.

MIGUEL AGUILAR (Blanco y Oro)
A “Recuerdo”, lo recibió con lances a la verónica por ambos lados jugando los brazos cerrando con revolera, quitando de manera vistosa por ajustadas gaoneras cerrando con revolera. En banderillas Jonathan Prado y el aspirante Eduardo Noyola, estuvieron lucidos por lo que salieron al tercio. De manera vibrante comenzó con pases cambiados por la espalda, ligando los de pecho y desdén artístico. Con un novillo que inició con la cara suelta, Miguel lo fue atemperando, viniendo tanda por el derecho, templada y buen trazo. Posteriormente el novillo embistió con sosería y deslucido, sacando pases por demás meritorios Aguilar, llenos de voluntad. Por el izquierdo el astado no tuvo un solo pase, por lo que continuó por el derecho en los terrenos de adentro sacando dosantinas vistosas. De estocada delantera contraria terminó para petición de oreja que no fue concedida saliendo al tercio para agradecer la ovación.
Su segundo “Buen Padre”, lo recibió con una larga cambiada y verónicas cayendo a la arena. Ante un novillo que tiraba fuertes derrotes y que tuvo aspereza además de que no veía del ojo derecho, sacó meritorios pases a base de aguantarle y estar firme en todo momento. Pinchazo hondo y estocada entera que le valió escuchar palmas.

ALEJANDRO ADAME (Grana y Oro)
“Inolvidable”, lo saludó con dos largas cambiadas por el izquierdo, ligando verónicas a pies juntos y chicuelinas, desmontando al varilarguero Francisco“Curro”Campos; quitando por chicuelinas y verónicas. Entendiendo al novillo, comenzó por bajo doblándose siendo molestado por el viento, viniendo tandas por el derecho aguantando la aspereza del astado. Por el izquierdo el astado tuvo la misma embestida, tirando el derrote arriba, logrando meritorios naturales ayudándose con el estoque simulado. Prosiguió con diestra logrando pases de gran entrega y disposición, peleándole al novillo, mismos que tuvieron calado. Para su mala fortuna se puso pesado con el acero al pinchar en tres ocasiones, media caída, otra honda y tres golpes de descabello para escuchar dos avisos y palmas
Al soltar erróneamente y al correrse el turno tuvo que cerrar el festejo con “Glorioso”, mismo que recibió con verónicas abriendo compás jugando los brazos. Brindó al ganadero don José Marrón, iniciando por alto, siendo prendido, sufriendo un pisotón en el talón derecho. Con un novillo totalmente aplomado, descastado y probón que no dio opciones, le robó prácticamente los pases terminado de estocada entera recibiendo palmas de aliento.

ARTURO GILIO (Sangre de Toro y Oro)
De larga cambiada, gaoneras y una caleserina, rematando de manera pinturera soltando una punta del capote, recibió al noble “Amor Eterno”, al que quitó por caleserinas muy vistosas, Pidió banderillas para cubrir el segundo tercio haciendo lo propio con lucimiento y efectividad. Muleta en mano brindó al matador Jorge Mata, comenzando de manera vibrante rodillas en tierra por alto, pase cambiado por la espalda y una escalofriante arrucina. Viendo la calidad, bravura y francas embestidas logró una artística faena con estructura y gran proyección, donde en cada pase templó y mandó, dejando ver la clase y buen toreo que atesora el joven lagunero quien se vio con mente clara y valor sereno; cerrando con apretadas joselillinas. En la suerte suprema dejó poco tendida que no surtió efectos, concluyendo al segundo golpe de descabello para salir al tercio, mientras que al novillo le dieron palmas en el arrastre.
Con su segundo “Mi Viejo”, abrevió con capa, mientras que con muleta por alto flexionando la pierna de salida fue la manera de iniciar su labor muleteril, logrando un trasteo por demás interesante e inteligente a un novillo soso y deslucido al cual le sacó inmerecidos pases, sin escaparse de ser empalado quedando todo en un susto, mostrando en todo momento actitud y disposición. Tres cuartos de estocada, pinchazo y dos golpes para palmas.
Para la Tercera Novillada a celebrarse el próximo domingo 8 de marzo se anuncia a los acalitanos José Miguel Arellano y Héctor Gutiérrez como al colombiano Andrés Bedoya; con un encierro de Manolo Espinosa. (pacovargas_@hotmail.com)