Peligroso delincuente apodado “El Fata” resultó herido de un balazo, durante una riña registrada en el fraccionamiento Villas de las Fuentes. A la llegada de los policías preventivos, éstos fueron recibidos a golpes por los rijosos.
Tras un operativo implementado en la zona, se logró el arresto de tres sospechosos quienes ya se encuentran en la Fiscalía General del Estado.
Los sangrientos hechos ocurrieron a las 14:30 horas de ayer, en la calle Villas de Nueva Vallarta y esquina con la calle Villas de Acapulco, en el fraccionamiento Villas de las Fuentes.
El lesionado fue identificado como Carlos Hugo, alias “El Fata”, de 23 años, quien presentaba un impacto de bala en la pierna derecha, por lo que a bordo de una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil fue trasladado a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS.
Aparentemente el herido se ha dedicado a cometer robos en dicho sector habitacional, por lo que el lunes por la tarde, tres individuos que lo observaron en la zona intentaron detenerlo. Sin embargo, “El Fata” se defendió arrojándoles piedras y ladrillos, por lo que uno de los sospechosos le disparó dos veces con una pistola y logró herirlo.
Cuando llegaron policías preventivos, observaron a dos individuos que lo llevaban cargando y lo introducían a una vivienda.
Mientras tanto, otros oficiales se dirigieron a una vivienda ubicada en la misma calle Villas de Puerto Vallarta, donde se escondieron los agresores, pero al hacer su arribo fueron atacados con un palo de golf, un tubo y un cuchillo, por lo que pidieron apoyo.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías estatales y agentes de la Fiscalía General del Estado, así como policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” y “Morelos”.
De esta forma, los oficiales lograron ingresar a la vivienda y detener a los agresores, a pesar de que varias mujeres opusieron resistencia.
Los policías preventivos arrestaron a Édgar Mauricio, de 28 años; Martín, de 34 años y Martín, de 54 años. Se informó que dos de ellos iban golpeados, por lo que fueron llevados a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio.