Por FRANCISCO VARGAS M.

El matador de toros francés Sebastián Castella, quien entró en sustitución de Andrés Roca Rey, estuvo académico, mostrando todo su buen oficióotécnica y madurez, realizando tres faenas a toros de diferente comportamiento, cortando un total de dos orejas para alzarse como el triunfador de la Séptima del Serial Taurino; y como respeto a su compañero Arturo Macías, quien sufrió una cornada en la cara posterior del muslo derecho, tuvo para bien salir por su propio pie de la Plaza Monumental, en la cual su otro alternante, Sergio Flores, derrochó entrega, actitud y valor toda la tarde. Mención especial al encierro de La Joya que brilló por su juego, siendo hasta el momento el mejor que se ha lidiado en el presente serial taurino, siendo dos toros premiados, uno con el arrastre lento y otro con la vuelta al ruedo.
Con clima caluroso, un tanto seco y más de media entrada, saltó a la arena un encierro de la ganadería de La Joya, Encaste Paraldé, bien presentado que cumplió en varas y de pintas que llamaron la atención de los aficionados. Primero, noble con fuerza muy medida; segundo, bravo con clase, fijeza y transmisión, arrastre lento; tercero, complicado y áspero; cuarto, un tanto , terminando manejable; quinto, enrazado con casta, transmisión y fijeza, vuelta al ruedo; sexto, complicado, tirando el tornillazo y uno de regalo que hizo séptimo, rebrincado en el primer tercio, llegando con cierta aspereza al final.

SEBASTIÁN CASTELLLA (Grana y Oro)
A “Mago”, que por su presencia fue recibido con palmas, lo lanceó con verónicas jugando los brazos. En banderillas estuvo Gustavo Campos, dejó un par espectacular, por lo que fue llamado para que saludara en el tercio. Ante un toro noble con fuerza medida, que le costaba ir, hace una labor de pulso y mimo logrando pases templados, aguantando los parones y sacando naturales tirando del toro, haciendo lo propio por el derecho, faena bien lograda que concluyó atrasando la muleta. Estocada entera poco desprendida, tardando en doblar el toro, por lo que escuchó un aviso, teniendo petición de oreja que le fue concedida.
A Educador”, lo saludó con lances a pies juntos y chicuelinas armoniosas rematando con revolera. Con muleta comenzó por alto rodando el toro. Atemperando las embestidas, Castella trazó una faena prácticamente por el derecho, corriendo la mano en cada pase, dejando ver su sitio y técnica, sin arrebatos y con pulso, intercalando dosantinas y más pases en redondo. De estocada caída y trasera finiquitó tardo en doblar el astado, siendo premiado con una merecida oreja.
En el que mató por Macías, de nombre “Pepe”, con muleta, cuajó una faena de firmeza ante un toro enrazado mostrando su gran oficio. Entre la “Pelea de Gallos” logró series con pases templados, corriendo la mano siempre con las zapatillas clavadas en la arena. Faena de poder de Castella, quien trazó dosantinas y derechazos ligados sin faltar el desplante, entre el grito de: “Torero, torero”, dejó media estocada trasera y caída, y otra media en mejor colocación para escuchar calurosa ovación y salir al tercio; siendo premiado el toro con la vuelta al ruedo.

ARTURO MACÍAS (Lila y Oro)
“Enamorado” fue un bravo y fijo toro, que tuvo mucha calidad y clase, en nuestro punto de vista, el mejor del encierro, con el cual no se acomodó en sus lances a la verónica, quitando de manera muy ajustada con una chicuelina, tafallera y caleserina. Brindó al excelente Cuerpo del Servicio Médico de las Plazas de esta ciudad, iniciando con doblones caminando de tablas a los medios, viniendo una buena primera tanda por el derecho en redondo ante las embestidas francas del burel. Por el izquierdo no se acomodó, por lo que continúa por el derecho, viéndose un tanto apresurado estando en ese tenor de no entendimiento, escuchando el grito de: “Toro, toro”, por parte de un sector del público. Manoletinas y estocada entera tendida para retirarse entre división, arrastre lento al toro que bien merecía la vuelta al ruedo.
“Pepe”, segundo de su lote, lo saludó con verónicas a pies juntos, rematando con revolera. Se fue al centro del ruedo para realizar un quite por gaoneras, siendo enganchado su capote, por lo que perdió el equilibrio y cayó a la arena, infiriéndole el pitón derecho el astado en la cara posterior del muslo derecho a nivel de tercio medio, por lo que fue llevado a la enfermería. Siendo el director de lidia y primer espada, Sebastián Castella, el que fue encargado de pasaportar al toro, de cual damos detalle de lo que hizo en líneas iniciales.

SERGIO FLORES (Canario y Azabache)
“Cásate Conmigo” fue su primero, al cual lo bregó siendo brusco en sus embestidas el burel. En la suerte de varas, Othón Salinas Ortega estuvo certero y lucido, por lo que escuchó palmas al momento de abandonar el ruedo, estando en ese mismo tenor de lucimiento Diego Martínez, por lo que se desmonteró. Por bajo comenzó Flores ante un toro brusco y áspero que sabía lo que dejaba atrás, estando firme Sergio robándole meritorios pases por ambos perfiles, viendo más series en un palmo, resolviendo con torería. Terminó haciendo labor de aliño, dejando una estocada de efectos inmediatos para recibir merecidas y cariñosas palmas.
“5 Villas”, jabonero sucio de pinta, lo lanceó con verónicas y chicuelinas, cerrando con media torera. Brindó a Carlos y a su novia, llevando en la montera el anillo con el cual el buen amigo arrodillado le propuso matrimonio a su pareja, quien aceptó gustosa cerrando el compromiso con un beso. Por alto con torería inició Sergio, y cuando toreaba por el derecho, lo prende de fea manera, sufriendo un fuerte golpe en la cara que los noqueó por dos minutos. Maltrecho pero con enorme determinación, siguió delante de la cara del toro que le tiraba fuertes derrotes, estado con disposición Flores, quien le robó meritorios pases, terminando con labor de aliño. Estocada con derrame para escuchar leves palmas.
Con el de regalo “Faisán” de la misma ganadería titular, no se acomodó con capa, mientras que con muleta, una vez que se dobló, realizó una labor meritoria donde fue atemperando al burel, logrando pases que tuvieron calado, viéndose con seguridad y solvencia el diestro tlaxcalteca que terminó con dosantinas y desdén. Dos pinchazos y estocada para leves palmas. ([email protected])

¡Participa con tu opinión!