El conductor de una camioneta que transportaba varios tubos de acero sin ninguna precaución, estuvo a punto de provocar una tragedia.

Y es que debido al exceso de dimensiones de los tubos, al momento de estar realizando una maniobra para estacionarse, provocó que impactara el vidrio de una ventana de un camión urbano que en esos momentos pasaba por el lugar.

Por fortuna, ninguno de los pasajeros que iban sentados en esa zona, resultaron lesionados.

Los hechos tuvieron lugar el lunes por la mañana en la calle Decreto 27 de Septiembre, en el Barrio de La Purísima, donde el conductor de una camioneta Dodge Ram, tipo plataforma, modelo 2005, color blanco y placas de circulación TC-4128-R, pretendía estacionarse en un negocio a fin de bajar varios tubos metálicos que transportaba.

Para ello, el chofer comenzó a realizar una maniobra para poder ingresar al negocio y descargar los tubos.

Pero no tomó las debidas precauciones y debido al exceso de dimensiones de la carga que llevaba, al momento de intentar estacionarse, uno de los tubos terminó por incrustarse a través de una ventanilla del lado derecho, de un camión urbano marca Mercedes Benz, modelo 2011, color blanco, con número económico 125 que cubría la Ruta 36.

Debido a ello, los vidrios quebrados cayeron sobre los pasajeros que iban en ese lugar, aunque por fortuna resultaron ilesos.

Al percatarse de lo anterior, el chofer del camión urbano identificado como Jonathan Adrián, detuvo la marcha y llamó a los servicios de emergencia.

Al lugar del accidente arribaron unidades de la Policía Vial y una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil.