Al comentar que el INEGI registró 206 divorcios a causa de problemas financieros en el hogar durante el 2016, el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, señaló que hablar de finanzas en pareja es un tema delicado, generalmente existen problemas por la falta de comunicación y transparencia entre las mismas.

En un sondeo realizado por la empresa Fidelity, cerca del 50% de los encuestados no conoce el saldo de su propio plan de retiro; y sólo el 37% de los esposos y el 21% de las esposas conocen el monto de la cuenta de su pareja.

Hoy en día, dijo que es muy importante el buen manejo de las finanzas personales y en pareja, ya que gracias a esto se puede garantizar el bienestar de su futuro.

“Antes de vivir juntos, las parejas deben sentarse a resolver dudas como: ¿cuánto aportará cada uno al hogar?, ¿quien gane más, aportará más?, ¿cómo se repartirán los gastos?, ¿cómo manejarán gustos y necesidades de cada uno?, ¿cuáles son las deudas de cada uno?, entre otros”.

La comunicación en pareja es clave, la información que ambos se den debe ser transparente para así evitar conflictos, por eso, la Condusef ofrece algunas recomendaciones para que aprendan a manejar las finanzas en pareja y eviten ser parte de las estadísticas de separación.

Ignacio Villanueva apuntó que las parejas deben reunirse a platicar sobre sus finanzas, hacerlo con frecuencia y revisar cómo y en qué se gastan el dinero; los objetivos que tienen de sus ahorros y cómo los piensan alcanzar; establecer la forma en la que cubrirán los gastos; quién pagará tal o cual cosa; y quién llevará las cuentas generales.

“Es recomendable saber ingresos y gastos. Información necesaria para evitar malos entendidos, ya que debe de ir dentro de su presupuesto mensual; cuánto puede aportar cada uno. Una vez que conozcan las necesidades personales que tienen cada uno y las que surgen en pareja, podrán compartir gastos de tal forma que ambos puedan cubrirlos y a la vez, encontrar oportunidades de ahorro”.

Asimismo, comentó que un factor importante es que no tomen decisiones financieras sin consultar al otro. No importa si quien lo decide es quien aporta más dinero o menos, ahora que se vive una relación de pareja, el objetivo es ser parejos con todos los temas, eso aligera la carga y así es más fácil cumplir con todos los gastos.

Por último, mencionó que si acuerdan vivir en un esquema de economía equitativa, se debe tomar en cuenta lo que cada uno gana y las necesidades personales de cada quien.

¡Participa con tu opinión!