Por FRANCISCO VARGAS M.
Enviado Especial. Ciudad de México.

Tarde histórica y triunfal fue la que tuvo el rejoneador de Puebla del Río, Diego Ventura al indultar al toro “Fantasma”, número 82 con 487 kilos de la ganadería de Enrique Fraga, en lo que fue la Corrida Inaugural de la Temporada Grande 2018-2019 de la Plaza México, en la cual se vivieron las dos caras de la fiesta, al resultar cornadas el diestro Octavio García “El Payo” y el puntillero Fernando Ríos. Por su parte, Enrique Ponce cortó una oreja que fue protestada y Luis David no tuvo materia prima para alcanzar el éxito que deseaba. Con un gran ambiente lleno en los tendidos numerados, registrando la Plaza México la asistencia de más de 30 mil espectadores, realizado el paseíllo se pidió un minuto de aplausos a la memoria de don Heriberto Lafranchi, quien lamentablemente falleció el pasado sábado. Enseguida toreros, subalternos y monosabios recorrieron en anillo con pancartas alusivas al derecho del trabajo y defensa de la fiesta de toros.
Con clima fresco se jugaron dos toros de la ganadería de Enrique Fraga para rejones. Primero noble pero un tanto carente de fuerza; segundo, con gran clase, transmisión y bravura siendo indultado. Para lidia ordinaria seis toros de la dehesa de Barralva, descastados desiguales de presentación. Primero, dócil pero carente de fuerza y deslucido; segundo, deslucido, sin ritmo ni clase, pitos en el arrastre; tercero, le faltó un punto de raza y fuerza; cuarto sin celo, descastado y deslucido, pitado en el arrastre; quinto, corto; sexto, soso y deslucido.
DIEGO VENTURA (Rejoneador)
Montando a “Jaguar” recibió a “Incansable”, clavando dos rejones de castigo. Enceló con la cola por dentro arriba a “Oro”, dejando dos banderillas en lo alto con gran exposición. Con “Bronce”, otra banderilla en lo alto; mientras que montando a “Toronjo”, clavó tres cortas en un palmo, finiquitando su faena de estructura de dos pinchazos, rejón de muerte que no surtió efectos y un golpe para escuchar palmas.
Lo grande e importante vino con su segundo “Fantasma”, con el que montando a “Bombóm”, lo recibió con la garrocha colocando rejones de castigo. Con “Sueño”, clavó banderillas llevándolo cocido en la grupa y recortes a la mínima distancia. De manera espectacular colocó banderillas al quiebro con “Gitano”, girando en la cara del toro y banderillas al violín batiendo al pitón contrario. Arriba de “Dólar”, banderilla al cambio y sin cabezada, banderillas a dos manos para escuchar el grito de ¡torero!¡torero! dejando tres cortas. El público pidió el indulto del bravo toro que fue concedido por el juez Jorge Ramos, dejando una banderilla más al violín. Ventura quien bajó del caballo para torear con muleta trazando trincherazos, molinetes, derechazos con temple y mando, regresando el bravo toro a los corrales, dando la vuelta triunfal con las dos orejas y el rabo simbólico, acompañado del ganadero Enrique Fraga y sus caballos “Sueño” y “Dólar”.
ENRIQUE PONCE (Rosa Mexicano y Oro)
“Don Luis” al salir al ruedo fue pitado por su presencia, lo recibió a la verónica jugando los brazos, cerrando de manera torera quitando con chicuelinas de manos bajas. Andando con torería del tercio a los medios, inició su faena. En la primera tanda claudicó el toro, una serie más por el derecho con reposo. Por el izquierdo, el toro embistió de manera sosa y deslucido, pasándose la muleta a diestra para continuar con suavidad, sacando pases meritorios ante un astado noble pero sin fuerza que vuelve a doblar. Naturales con mucha voluntad al igual que sus derechazos, intercalando adornos como cambio de mano por delante. Molinete y más naturales sin faltar La Poncina. En la suerte contraria dejó tres cuartos de espada poco desprendida. Petición de oreja que le fue concedida ante protestas de un sector del público.
“Abuelo”, lances a la verónica sin mucho lucimiento. Por bajo comenzó su labor en el tercio con un toro de embestidas sin celo, descastado y deslucido, sacando pases sueltos con más voluntad que lucimiento. Pinchazo, tres cuartos de estocada perpendicular, un golpe de descabello para silencio, pitado el toro en el arrastre.
OCTAVIO GARCIA “EL PAYO” (Azul Celeste y Oro)
“Malagueñito” lo brega sin acomodarse a la verónica. Derribó a Erick Morales. Comenzó por alto teniendo enfrente un toro deslucido que topaba y echaba las manos por delante, estando con mucha disposición “El Payo”, quien le robó meritorios pases a base de aguantarle, siendo desarmado y enganchado. Acortó las distancias para sacar más derechazos, robándoselos prácticamente. Pinchazo y estocada entera desprendida, retirándose en silencio. Pitos al toro en el arrastre.
A “Licenciado”, abrevió con capa ante la poca colaboración del astado. Por bajo comenzó su trasteo pero en sus primeras series el toro se quedó abajo y cortó pegándole certero derrote, provocándole una cornada ascendente de 25 centímetros arriba de la rodilla derecha, siendo llevado a la enfermería, por lo que Ponce se encargó de pasaportarlo de estocada caída delantera y un golpe de descabello, recibiendo leves palmas.
LUIS DAVID (Blanco y Plata)
“Clavellero” lo recibió con una larga cambiada cerrado en tablas, quitando por ajustadas gaoneras y caleserinas. En banderillas se lució Gustavo Campos, quien se desmonteró. De manera vibrante en el centro del ruedo, inició con pases cambiados por la espalda y de pecho, cambios de mano por delante y desdén. Pases por el izquierdo, perdiéndole pasos. Por el derecho en redondo y martinete. El toro se vino a menos regateándole las embestidas, quedándose corto, robándole pases por ambos lados, viéndose un tanto embarullado con diestra mano. Bernardinas y manoletinas para concluir de tres pinchazos y estocada entera un tanto tendida, escuchando palmas.
Con el cierra plaza “Desde Arriba” ante un ambiente un tanto frio, lanceó a la verónica abriendo compás, dando un gran puyazo César Morales hijo. En los medios, quitó por vistosas chicuelinas, manos bajas rematando con torería, sacando al tercio Luis David a César Morales para agradecer la ovación. Tomando las cosas sin primas, Luis David logró series por el derecho con pases templados que tuvieron calado a pesar de las embestidas sosas y deslucidas del astado. Sin aburrirse, siguió en la cara del astado y a base de dejarle el engaño en la cara, toreó en redondo teniendo la respuesta del público, ligando dosantinas con el de pecho. Pinchazo y estocada pero al momento de querer apuntillar al toro, Fernando Ríos sufrió una cornada en el muslo izquierdo.
Al final, Diego Ventura se negó salir en hombros por la Puerta del Encierro por respeto a sus compañeros heridos, llegando así el final de esta gran corrida”. ([email protected])