Por FRANCISCO VARGAS M.

En lo que fue la Segunda Corrida de Aste Nagusia, festejo de la Semana Mayor de la donostiarra ciudad de San Sebastián, el joven diestro aguascalentense Luis David Adame se alzó como el gran triunfador al cortar un total de dos orejas en el coso de Illumbe, escenario en el cual su hermano Joselito dictó su maestría cortando una oreja a su primero con fuerte petición de la segunda que el juez le negó de manera inexplicable; mientras que Alberto López Simón también cosechó un apéndice.
Ante media entrada se lidiaron toros de la ganadería de El Parralejo, variados de juego, destacando el quinto premiado con la vuelta al ruedo.
Joselito Adame realizó en su primero una faena templada de gran pureza, estando en todo momento firme, sometiendo al burel que empujó en muleta. Cuando se dio a torear al natural, trazó pases con hondura. Estocada de efectos inmediatos para oreja, teniendo petición de la segunda que el presidente no le concedió.
Con su segundo, Joselito Adame volvió a realizar una faena de alta nota a un toro muy manejable; templando y corriendo la mano con despaciosidad. Estocada de gran ejecución aunque defectuosa de colocación para dar una vuelta al ruedo con mucha fuerza.
Luis David Adame tuvo una triunfal presentación en plaza de primera en España. Con su primero hizo una faena de actitud y entrega, metiendo a su engaño al toro que fue manso, se puso cerca de los pitones dándose un arrimón para cortar una oreja por demás meritoria.
Con el cierra plaza, Luis David cuajó una faena completa y lucida en los tres tercios. Con capa se recreó a la verónica como en su quite por zapopinas, cubrió con efectividad el segundo tercio; y con muleta dejó ver serenidad, firmeza y ligazón, estando por encima del astado. En la suerte suprema dejó estocada efectiva teniendo petición de las dos orejas, otorgándole tan sola una el juez.
Por su parte, el segundo espada del cartel, el madrileño Alberto López Simón, silencio en su primero y cortó una oreja en el otro. ([email protected])