Con el boleto en la mano rumbo a la etapa nacional en la Liga ABE las Borreguitas del Tecnológico de Monterrey se encuentran en la recta final de la temporada regular y ayer por la tarde recibieron a su similar de la Universidad Vizcaya que en su duelo previo había vencido sorpresivamente al cuadro aguascalentense. Esto hizo que las Borreguitas salieran con todo en busca de sacar la victoria teniendo esa revancha deportiva que necesitaban para sacarse la espinita de aquella derrota.
El partido comenzó de forma extraordinaria para el ITESM Aguascalientes que logró una corrida de 13 puntos sin respuesta exhibiendo una defensa implacable además de un poder en la pintura con Dannia Castañeda y Aranza Carrasco. El partido tuvo un giro inesperado cuando en una falta Carrasco se lastimó la rodilla en lo que parecía ser una ruptura de ligamentos por la reacción de la jugadora, quien fue atendida más de 10 minutos en la duela antes de salir a revisarse, siendo una baja sensible para las Borreguitas, más tarde se confirmaría que sería una lesión mucho menos grave de lo que se pensaba. Con la baja de Carrasco además de la de Irene Plascencia que por un esguince en el tobillo tampoco tuvo actividad las Borregas tuvieron algunos problemas para conseguir puntos, fueron Dannia Castañeda y Aranza Maldonado fueron las más productivas en la canasta lo que le permitió al equipo tener una gran ventaja de 22 puntos al medio tiempo.
Conforme fueron pasando los minutos el marcador se hizo más abultado para las Borreguitas que tuvieron a María Paulina Mata como la figura aprovechando el hueco que dejó la lesionada Aranza Carrasco demostrando gran talento al momento de driblar en la pintura, al terminar el tercer periodo la ventaja ya era casi de 50 puntos en lo que era ya una victoria anunciada. Los últimos minutos fueron de trámite para confirmar la victoria por 95-43 que dejan al equipo ya oficialmente clasificado a la siguiente etapa. La próxima semana recibirán a la Anáhuac Querétaro en lo que será un gran partido.