Por FRANCISCO VARGAS M.

Tarde triunfal e histórica fue la que vivió Juan José Padilla este viernes, en lo que fue su despedida en Pamplona, una de sus plazas consentidas, donde sumó una salida más en hombros al cortar un total de tres orejas, mismo número de premios que conquistó el peruano Andrés Roca Rey, lo que le redituó a ambos salir en hombros al finalizar el festejo; en el cual, Cayetano se llevó un apéndice.
En lo que fue la penúltima corrida de Feria, la Plaza de Toros de Pamplona lució un lleno hasta las banderas, de festivos aficionados que vieron salir por la puerta de toriles un encierro de la ganadería de Jandilla, correctos de presentación y de buen juego en general, destacando el corrido en cuarto lugar.

JUAN JOSÉ PADILLA (Blanco y Oro Cabos Negros)
Con su primero “El Ciclón de Jerez”, quien reapareció después del percance que sufrió en Arévalo, lo recibió con dos largas cambiadas rodillas en tierra, siguiendo con verónicas y chicuelinas. Pidió banderillas para cubrir el segundo tercio de manera lucida, estando en ese tenor con muleta, mediante la cual cuajó una vibrante faena de gran proyección, misma que comenzó de rodillas ante un toro que tuvo movilidad pero que le faltó humillar; trazando series por ambos lados, sin faltar adornos que le fueron festejados. Estocada de efectos inmediatos en los medios de la plaza para ser premiado con las dos orejas.
“Jugoso”, marcado con el número 123, con verónicas rodilla en tierra lo recibió con capa; viniendo con sarga una faena emotiva, misma que comenzó rodillas en la arena por alto al hilo de tablas, viniendo tandas con pases por el pitón derecho que tuvieron eco en los coloridos tendidos, aprovechando la calidad y buen estilo del astado al que pasaportó de estoconazo teniendo. Fuerte petición oreja, misma que le otorgó el presidente.

CAYETANO (Azul Celeste y Oro)
A “Observador” lo lanceó a la verónica con buen gusto, estando efectivo en banderillas Joselito Rus en sus dos pares que clavó, por lo que se desmonteró con un toro que no fue fácil, que tuvo cierta continuidad y estuvo por demás voluntarioso. Pinchazo y estocada para ser ovacionado.
“Impositor”, segundo de su lote, Cayetano salió decidido por el triunfo. Rodillas en tierra, lanceó con capa, siguiendo con verónica y chicuelinas. Brindó su faena a Juan José Padilla, logrando tandas y llevando mano baja con pases de buen trazo. En la suerte suprema dejó el acero hasta las cintas redituándole una oreja ganada a toda ley.
ANDRÉS ROCA REY (Gris Plomo y Plata)
De manera armoniosa y rítmica, saludó a la verónica a pies juntos al primero de su lote, al que le hizo un quite apretado por caleserinas y gaoneras. Brindó a Juan José Padilla su faena, misma que inició en el centro del ruedo con un estatuario, siendo prendido de fea manera, quedando todo afortunadamente en su susto. Sin mirarse la ropa, maltrecho por los fuertes golpes que sufrió, logró una faena por ambos pitones donde bajó y corrió la mano, sometiendo al burel sin faltar adornos como pases afarolados, terminando acortando las distancias. De pinchazo y estocada mandó al destazadero al astado para petición de oreja que le fue concedida.
Con el cierra plaza “Infractor”, se abrió con capa a la verónica con compás, siguiendo con un quite por gaoneras. Se fue al centro del ruedo para comenzar con pases cambiados por la espalda, prosiguiendo con series en redondo y su toreo de gran quietud, firmeza, temple y mando. Terminó de estocada una faena de máximo nivel, siendo reconocido con las dos orejas.
Al final Juan José Padilla y Andrés Roca Rey ante un jubiloso, entusiasta y alegre público, salieron en hombros; llegando a su fin esta corrida, misma que como muchos aficionados, disfrutamos gracias a la magia de la televisión. ([email protected])