Ana Cristina Vargas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Naturalidad, sensualidad y colaboraciones con artistas como J Balvin y Alesso, convirtieron este año a la cantante brasileña Anitta en un fenómeno de la música urbana a nivel global.
Desde 2016 incursionó en el mercado internacional al prestar su voz para el remix de “Ginza”, del reguetonero colombiano J Balvin; pero, fue hasta este año que consolidó su fama global, pues se estrenó en el ranking mundial de Spotify con el tema “Is That For Me”, a lado del DJ sueco Alesso.
Actualmente, dos de sus canciones se encuentran entre las 50 más tocadas del planeta, según la revista Billboard: “Downtown”, a lado de J Balvin, que suma 71 millones de visualizaciones en YouTube, y “Vai Malandra”, cuyo video se publicó en la plataforma el 18 de diciembre y ya cuenta con 68 millones de reproducciones.
Ésta última ha provocado revuelo en redes sociales a causa del videoclip en el que la cantante luce un biquini hecho de cinta de aislar que deja ver su celulitis.
“Cuando vi mi celulitis, pensé: ‘¿Para qué me voy a esconder? No voy a estar perdiendo tiempo, maquillando, fantaseando cosas.
“Me gusta ser verdadera con mi público y mi voluntad era levantar la autoestima en las mujeres”, dijo Anitta en una entrevista con el columnista brasileño Leo Dias.
El video también ha despertado polémica porque fue dirigido por el fotógrafo Terry Richardson, quien fue vetado este año por el grupo editorial Condé Nast International, responsable de publicaciones como Vogue, debido a que varias modelos lo han acusado de abuso sexual.
En la producción, que presenta una fiesta en una azotea en Vidigal, una favela de Río de Janeiro, Anitta luce el cabello trenzado como afroamericana, algo que fue criticado.
“Anitta nació en una familia interracial y creció en el centro de la ciudad, pero usa la negritud cuando le es conveniente”, sentenció Stephanie Ribeiro, columnista de la edición brasileña de la revista Marie Claire.
Sin embargo, para la cantante, el videoclip da un mensaje de liberación femenina y de multirracialidad.
“Quise mostrar una escena a la que estoy acostumbrada desde mi infancia, quise mostrar todo lo que envuelve belleza, creatividad y naturalidad, que es por lo que la gente tiene que sentir orgullo”, advirtió.

¡Participa con tu opinión!