Prof. Flaviano Jiménez Jiménez

Por su relevancia, en materia educativa, es importante reflexionar sobre tres hechos recientes. La  semana pasada, se entregaron mil 156 reconocimientosa maestros y directivos que obtuvieron resultados destacados en la Evaluación al Desempeño del Servicio Profesional Docente, de los dos últimos años. Llena de orgullo saber que Aguascalientes cuenta con tantos maestros destacados en educación básica, soporte idóneo para brindar alta calidad educativa en el Estado;sin embargo, paradójicamente, en días pasados también se dieron a conocer los siguientes datos: los alumnos de educación básica, de la Entidad, bajaron drásticamente en la evaluación nacional, cayendo hasta el noveno lugar en relación con los demás estados del país; y los resultados de la Olimpiada del Conocimiento, por su parte, demostró que la inmensa mayoría de los alumnos del sexto grado reprobaron el examen. ¿Por qué obtienen tan bajos niveles de aprovechamiento los alumnos, si se cuenta con alto porcentaje de maestros destacados?, ¿qué parte del sistema escolar estatal no está funcionando bien?, ¿qué hacer para que haya congruencia entre la enseñanza de los maestros destacados y los aprendizajes de sus alumnos?

Otro aspecto destacado y que conviene reflexionar es acerca del Bilingüismo. El aprendizaje del inglés, como segunda lengua, indiscutiblemente es un acierto, es un propósito visionario, de gran proyección y muy oportuno de atender, prioritariamente, ante el globalismo económico, científico, tecnológico, comunicacional y cultural, entre los países del mundo. Pero, ¿en qué medida hay congruencia entre la intención, la palabra y los hechos?, ¿quién está al tanto de lo que realmente está pasando, con el inglés, en las escuelas?, ¿quién o quiénes son los responsables de asegurar que se esté enseñando y aprendiendo inglés como se desea? (¿No en una o dos escuelas sino en todas  ellas?) Después de preescolar y primaria, en secundaria, el inglés se sigue enseñando mediante el deletreo del abecedario y a escribir algunas palabras sueltas como I, you, he, she; to be, toplay, toswim; pero, a la fecha, los alumnos no son capaces de construir frases, mucho menos pueden entablar pequeños diálogos en inglés. De cada diez maestros de inglés ocho  imparten sus clases en español. ¿Cuándo aprenderán pues, los alumnos, a hablar inglés?, ¿qué hacer para que el Bilingüismo sea una realidad en el Estado?

También la semana pasada, alumnas de la Normal de Cañada Honda hicieron su marcha con el objeto de dar a conocer, a la opinión pública, que ellas “no son criminales sino alumnas que se están formando para ser maestras” y que como tales tienen el derecho de petición, ante las autoridades, con el fin de que les brinden los apoyos necesarios para su mejor preparación. Constitucionalmente tienen el derecho de petición por las vías legales; tienen el derecho de asociarse y de manifestarse pacíficamente, sin perjuicio de terceros; así como tienen todo el derecho de formarse como las mejores maestras. Pero, cabe la reflexión, los padres de familia y la sociedad, en general, tendrían gran respeto y admiración hacia ellas cuando sus manifestaciones pacíficas las realizaran en el aniversario del día en que, por los resultados, demostraron ser, académicamente, las mejores estudiantes de las normales, o el día en que demostraron los mejores aprendizajes de los niños donde realizaron sus prácticas docentes, o el día en que lograron obtener el mayor porcentaje de plazas mediante examen de oposición, o algún otro motivo de carácter académico; pero ya no realizar sus manifestaciones en el aniversario del día en que tuvieron enfrentamientos con la policía. Las alumnas deben tener metas académicas de altura y no querer sobresalir con alborotos. De las alumnas de Cañada Honda, Aguascalientes y México espera mucho de ellas como auténticas maestras.

Las tres reflexiones están puestas en la mesa de las discusiones.

 

¡Participa con tu opinión!