Fueron capturadas un trío de peligrosas féminas que se dedicaban al robo con violencia. Para su aprehensión fue necesaria la cooperación entre las delegaciones de al menos tres municipios.
Los hechos se registraron cuando los servicios de emergencia recibieron una llamada detallando que tres mujeres habían amordazado, propinado toques eléctricos, maniatado y asaltado a una pareja de adultos mayores de 71 y 61 años de edad, en una tienda de abarrotes ubicada en la calle 20 de Noviembre, en la comunidad de Jaltomate.
Los elementos de la Policía Estatal se trasladaron al lugar de los hechos, donde se entrevistaron con una señora de edad avanzada. Ésta detalló que en determinado momento, tres mujeres a bordo de una motocicleta en color negro y sin placas entraron al establecimiento, donde solicitaron un vaso con agua, a lo que la señora accedió. Pero al distraerse por dicha acción, las mujeres bajaron la cortina del comercio y sometieron a la señora y a su esposo, propinándoles descargas eléctricas. Posteriormente, los amordazaron y se apoderaron de 45 mil pesos en efectivo, joyas y aparatos eléctricos, para después darse a la fuga. La afectada comentó que en cuanto pudo desatarse, fue con una vecina para llamar a los servicios de emergencia.
Tras saber los particulares de las involucradas y del vehículo, elementos de la Policía Estatal, en coordinación con uniformados de las policías municipales de El Llano, Tepezalá y Asientos, montaron un operativo.
Minutos después, detrás de un terreno de la comunidad de La Dichosa, fue encontrada una mujer que cargaba consigo varias mochilas. Ésta, al notar a las autoridades, intentó huir a pie abandonando lo que cargaba, pero los oficiales le dieron alcance metros más adelante.
Al revisar al interior de las mochilas, los uniformados encontraron varios de los artículos señalados como robados, además de dinero en efectivo, por lo que la joven de 22 años, quien dijo llamarse Jessica, fue detenida en el acto.
Posteriormente, policías del Grupo de Operaciones Especiales de Tepezalá y El Llano continuaron con el operativo en pos de capturar a las dos sospechosas pendientes. Minutos después, sobre la carretera federal número 25, detectaron a dos mujeres a bordo de una motocicleta que coincidía con la del reporte.
Las autoridades les marcaron el alto, pero las mujeres hicieron caso omiso y siguieron de largo, pero más adelante descendieron de la unidad e intentaron huir corriendo, aunque sin éxito, pues fueron detenidas tras una breve persecución, siendo aseguradas Karla Paola y Laura Elena, de 22 y 33 años respectivamente. Entre los objetos que ellas tenían se encontró más dinero en efectivo y una laptop.
En ambas intervenciones se logró recuperar una laptop, un televisor, los 45 mil pesos en efectivo, un teléfono celular, joyería varia, herramientas, un autoestéreo, mercancía de la propia tienda, entre otros artículos que fueron plenamente identificados por los afectados, quienes también reconocieron a las tres detenidas, mismas que finalmente fueron puestas a disposición del agente del Ministerio Público del fuero común.