José de Jesús López de Lara

Fatal volcadura de una camioneta se registró el lunes por la madrugada en la carretera federal No. 71 sur, que dejó como saldo tres adolescentes muertos y otros tres gravemente lesionados.
El exceso de velocidad y la falta de precaución, fue lo que provocó la tragedia.
Las personas fallecidas fueron identificadas como Damián, Armando y Diego. Todos ellos contaban con 17 años, no tenían relación de parentesco entre ellos y todos tenían sus domicilios en la colonia Los Negritos, en Jesús María.
Los heridos fueron César Miguel, de 16 años; Javier, de 17 años y Eduardo René, de 20 años.
El mortal accidente se registró el lunes a las 05:30 de la madrugada, en la carretera federal No. 71 Sur Aguascalientes-Villa Hidalgo, Jalisco, a la altura del poblado de Los Caños.
Los seis jóvenes viajaban a bordo de una camioneta Ford F-150 pick up, modelo 1978, color azul y placas de circulación de Aguascalientes, desconociéndose por el momento quién la iba conduciendo.
Debido a la alta velocidad, el conductor perdió el control y tras salirse de la cinta asfáltica, comenzó a dar varias volteretas, hasta terminar impactándose contra unos árboles.
Al lugar del accidente arribaron inicialmente varias patrullas de la Policía Estatal, cuyos oficiales procedieron a ayudar a los tripulantes de la camioneta.
Posteriormente, arribaron las ambulancias ECO-345 del ISSEA y la AGS-018 de la Cruz Roja.
Los paramédicos confirmaron que tres de los jóvenes ya habían muerto, por lo que se concentraron en estabilizar a los heridos, quienes fueron trasladados a recibir atención médica al HGZ No. 1 del IMSS y al Hospital Tercer Milenio.
La liberación de los tres cadáveres y de los heridos estuvo a cargo de personal de la unidad 015 de Rescate Urbano de la Cruz Roja.
Al lugar del accidente también arribaron elementos de la Policía Federal, quienes tomaron conocimiento de los hechos.
Más tarde llegaron a realizar las investigaciones y diligencias correspondientes, los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Los cadáveres de los tres jóvenes fueron trasladados al Servicio Médico Forense, donde después de que se les realizó la necropsia, se determinó que Damián y Armando murieron a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo, mientras que Diego falleció de un traumatismo toraco-abdominal profundo.