Cosas para el equipo de la estrella solitaria habían estado bastante calmadas en la agencia libre, no habían contratado ningún jugador importante para encarar la siguiente temporada. Los Cowboys no calificaron a la postemporada el año pasado y el equipo liderado por Dak Prescott y Ezekiel Elliot busca nuevo talento para poder competir con Eagles, Giants y Redskins por la supremacía en su conferencia.
El día de ayer se dio a conocer que el receptor que jugaba para Jacksonville, Allen Hurns es nuevo receptor de Dallas, y llega para reforzar un ataque que ha venido a menos en las últimas temporadas. Hurns se vio privado de jugar la temporada pasada debido a diferentes lesiones y en su mejor año consiguió 15 anotaciones, siendo un jugador rápido y con mucha altura, capaz de bajar balones que otros receptores no pueden.
Hurns llegará para ser una opción en rutas cortas en pases seguros que le permitan explotar su velocidad a tope; en terceras oportunidades el receptor es una excelente opción para Prescott que normalmente fue presionado en la temporada pasada, Hurns será un arma importante para que puedan conseguir más primeras oportunidades y yardas.
Dallas tendrá que hacer más esfuerzos en la agencia libre y contratar jugadores en diferentes posiciones para poder competir ante la fuerza de la conferencia nacional. Jerry Jones y Jason Garret tendrán que trabajar a marchas forzadas para conjuntar a un equipo que busque la postemporada.