A lo largo del presente año, alrededor de treinta trabajadores de la educación entre maestros, personal de apoyo y de asistencia han sido agredidos y ofendidos por parte de estudiantes y de los padres de familia, denunció ayer el secretario general de la Sección Uno del SNTE, Ramón García Alvizo.

Aseveró que esta cifra resulta alarmante y han estado siendo atendidos por el área jurídica del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, porque es tiempo de que se acabe el hostigamiento hacia los docentes y otros colaboradores de las escuelas.

En tres casos, los maestros o el personal de apoyo y de asistencia a la educación han sido movidos de sus planteles educativos para no exponerlos a las agresiones de los papás o los estudiantes, ya que existen zonas muy complicadas como la Palomino Dena, la Barranca, entre otras.

“Por esa razón se participa en el programa de cómo prevenir y resolver la violencia escolar, ya que en muchas ocasiones se quiere culpar únicamente al maestro, los intendentes y al personal administrativo, cuando son los menos culpables”.

Estos asuntos se atienden junto con la autoridad educativa en el estado de Aguascalientes para que no se repitan y no se incrementen las cifras tan lamentables. Los problemas ocurren porque los estudiantes no aceptan que existen reglas dentro de los planteles educativos, así como en los salones de clases. Los profesores aplican la disciplina y el reglamento interno escolar, y en muchas ocasiones los estudiantes y los propios padres de familia buscan culpables en otros lados, pero no observan que sus hijos no están cumpliendo con lo que les corresponde.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente magisterial detalló que las principales agresiones que enfrentan los trabajadores de la educación se relacionan con empujones, agresiones verbales, amenazas, jalones de cabello hacia las maestras, patadas, esto por parte de los niños, adolescentes y de los padres de familia.

“Por fortuna existe el protocolo para prevenir la violencia en las escuelas, se acude inmediatamente al Instituto de Educación de Aguascalientes, así como entra en acción el área jurídica de la Sección Uno del SNTE para acompañar a los trabajadores de la educación en esas situaciones”.