José de Jesús López de Lara

Una pareja de “narcotizadores” fue capturada por policías estatales durante la madrugada del jueves, tras haber despojado a un hombre de su cartera y su automóvil.
Quienes ya son sujetos a investigación por parte de agentes del Grupo Localización de Vehículos de la PME, para determinar si no integran una banda de narcotizadores, son Érika Beatriz de 29 años y Érick Federico de 29 años.
Y es que durante la madrugada del jueves, un joven que se encontraba en un Motel ubicado en la salida a Zacatecas, reportó haber sufrido el robo de su automóvil VW Golf, modelo 2015, color plata y con placas de circulación de Aguascalientes, por parte de una mujer que horas antes había conocido en un bar.
Con los datos de la sospechosa y del automóvil, policías estatales y policías preventivos del Destacamento “Pocitos” iniciaron un operativo de búsqueda.
Momentos después, la unidad automotriz fue detectada cuando se desplazaba sobre el Blvd. a Zacatecas, por lo que varias patrullas de la Policía Estatal procedieron a interceptarla.
Fue así como fueron arrestados el conductor Érick Federico y su acompañante Érika Beatriz, quienes fueron trasladados al edificio de la Dirección de Investigación del Delito de la Fiscalía General del Estado, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público.
Con relación a los hechos, la víctima del robo narró que el miércoles por la noche conoció a Érika Beatriz en un bar de la ciudad, por lo que en cierto momento y por común acuerdo, se dirigieron a un motel que se ubica en la salida a Zacatecas.
Una vez que llegaron a la habitación la mujer le ofreció una bebida que contenía aparentemente droga, lo que provocó que comenzara a sentir mucho sueño.
Al verlo recostado en la cama y sin poderse levantar, la mujer salió de la habitación y le indicó que iría por su bolso que había dejado en el interior del coche VW Golf, por lo que se llevó las llaves.
Al pasar los minutos y ver que la mujer no regresaba comenzó a sospechar, máxime al descubrir que ya no se encontraba su cartera donde la había dejado, por lo que a pesar de las condiciones en que se encontraba, logró salir de la habitación y se dirigió al estacionamiento, percatándose que su automóvil ya no se encontraba.
De inmediato se dirigió a la recepción del motel donde pidió ayuda a los empleados y éstos llamaron al 911 para reportar lo ocurrido.