Un joven hondureño murió durante el transcurso del sábado por la mañana en el Hospital Hidalgo, donde estuvo recibiendo atención médica los últimos tres meses.
Había resultado gravemente lesionado al sufrir una caída de 3 metros, mientras estaba instalando unos juegos mecánicos en el perímetro de la Feria Nacional de San Marcos.
Tras una penosa y larga agonía, el joven Samuel Heriberto, de 21 años, no logró sobrevivir a las lesiones sufridas.
La Fiscalía General del Estado informó que durante la mañana del sábado, la Dirección de Investigación Pericial recibió el cuerpo de esta persona a fin de que le fuera realizada la necropsia de ley.
Samuel Heriberto murió en el transcurso de la madrugada en el Hospital Hidalgo, hasta donde acudieron a realizar las diligencias correspondientes los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que el joven hondureño era empleado de una empresa de atracciones y juegos mecánicos que en la pasada edición de la Feria Nacional de San Marcos se instaló en la avenida Villa Charra y la calle Laureles, en la colonia Las Flores.
Fue el día 12 de abril a las 21:00 horas, cuando al estar instalando uno de los juegos mecánicos, cayó accidentalmente desde una altura de 3 metros y resultó fuertemente lesionado.
A bordo de una ambulancia de Cruz Roja fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde permaneció internado hasta el momento de su muerte.