Se dice satisfecha, la maestra Georgina Sandoval Romo por el legado que deja en la Escuela Normal de Aguascalientes durante 19 años en que estuvo al frente de la institución. Afirma que deja escuela con bases sólidas que responden a las exigencias pedagógicas del siglo XXI. La maestra Georgina Sandoval Romo se manifestó orgullosa de los cambios radicales que implantó en la Escuela Normal de Aguascalientes desde 1998, cuando asumió la dirección del plantel.

“Yo me voy satisfecha por el hecho de que yo misma actúe bajo la ley, en ningún momento me salí de la ley orgánica de la escuela, de la ley de entidades paraestatales, del Artículo 3º y otras leyes, sobre todo aquellas las leyes de la administración pública”.

Destacó que durante su gestión prácticamente cambió la escuela tanto en su estructura física, en equipamiento, conectividad de Internet al 100%, además de que fueron construidos cubículos, aulas y un poliforum, y se logró el reconocimiento del CIEES, donde fueron evaluados con el 1 como una Escuela de Calidad tanto en programas educativos que ofrecen, como en la Gestión Directiva.

Sandoval Romo indicó que también durante su mando se modificaron todas las normas administrativas, financieras y de contabilidad para poderlas alinear a la vida actual y todos los procesos se llevan de manera automatizada, y de acuerdo con las leyes del Gobierno del Estado.

Respecto a la nueva directora de la ENA, Teresa de Jesús Ramírez Gómez, señaló que ella fue parte de su equipo, quien entró muy joven a trabajar a la institución, y además se moldeó a su manera; asimismo, le reiteró que cuenta con todo su apoyo para que la Escuela no decaiga en su nivel y por el contrario siga adelante y trascienda dentro de la sociedad.

Reconoce que durante su gestión sobre todo en los últimos años, muchos maestros estuvieron cansados por lo que ellos consideraban como “autoritarismo”, lo cual es la forma en la que algunos entienden la disciplina en la que ella cree y que a muchos molestó.

Finalmente, la maestra Georgina Sandoval Romo enfatizó que se va contenta a su plaza de maestra en la Escuela Normal Superior para continuar en la docencia. Sin embargo, expresó su tristeza y sentimiento por la forma intempestiva en la que fue notificada de su relevo. “Me voy contenta, sin embargo, el único sentimiento fue que no me avisaron con tiempo, todo fue de golpe. Es el único sentimiento que yo llevó”.