La amenaza de un nuevo incremento en el precio de las gasolinas es latente, advirtió el presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz, y señaló que el gremio está en alerta.

“Y es que la reforma energética lo contempla, cada semana publican los precios máximos por región, lo cual significa que no hay la seguridad de que el resto del año los precios se mantengan como hasta ahora”, agregó.

Recordó que el golpe de enero fue sumamente difícil, pues el incremento alcanzó el 20% de un día para otro, sin embargo, por ser principio de año, permitió negociar con los clientes y no quedarse fuera del mercado en condiciones aceptables.

En ese sentido, recordó que el país no puede quedarse sin transporte, ya que no habría alimentos en primer lugar, pero tampoco calzado, ropa y todos los insumos que se necesitan para la vida diaria, pues “la última milla la hace al 100% el transporte carretero”.

Díaz Ruiz reiteró que el riesgo existe y en ese contexto el sector del autotransporte se mantiene en alerta, esperando por supuesto que la autoridad tenga el suficiente reconocimiento de lo que puede ocurrir con una nueva alza y opte por mantener los precios del combustible hasta finales de año.

De cualquier manera, dijo, el sector está preparado, pues a eso se acostumbró desde el año 2008, cuando el Gobierno Federal de Felipe Calderón operó alzas constantes que a veces eran de una semana a otra.

De tal manera que hay parámetros de actuación preparados, pero antes que nada se tiene el deseo de que un nuevo gasolinazo no se registre en los próximos meses.

“Esperamos que a Pemex le vaya bien, pero primero que erradique todos los problemas que trae como el de los huachicoleros, y que su camino fácil no sea el de volver a aumentar los precios en el corto plazo, porque podría hacerlo”.

Fue lo que sucedió a principios de este mes de julio con el alza en el peaje de carreteras federales, cuando ya lo había hecho a principios de año, sin justificación alguna y prácticamente de un día a otro; por lo que la alerta está encendida.