Estimado lector, actualmente nos encontramos en el periodo de las precampañas, según el calendario electoral. Los partidos políticos están definiendo o se encuentran por definir a sus candidatos. Pareciera que toda la atención de la opinión pública se centra en la baraja de nombres que los institutos políticos están manejando para cada uno de los cargos públicos en disputa, ansiando conocer quiénes serán los hombres y las mujeres postuladas.

Coincido con aquellas personas que afirman que, al momento de decidir el sentido de nuestro voto, debemos prestar mayor atención al candidato o candidata. Sin embargo, no debemos perder de vista que estos personajes están vinculados política e ideológicamente a un partido y que, por consiguiente, su margen de actuación queda limitado y constreñido, en gran medida, a los valores institucionales y proyectos de Nación que cada organismo político abandera. Lo anterior, se agudiza en el Poder Legislativo, en donde nuestros representantes populares suelen trabajar en bloque, a través de los grupos parlamentarios que cada partido constituye en ambas cámaras.

En consecuencia, debemos poner especial interés en lo que los partidos políticos proponen como su plan de trabajo legislativo, lo que, en términos normativos, se conoce como la “plataforma electoral”, la cual debe ser inscrita al inicio de cada proceso electoral ante el Instituto Nacional Electoral. Por lo anterior, le propongo que en esta ocasión y en las próximas semanas abordemos los planteamientos que cada partido hace sobre los temas de mayor interés o preocupación para nosotros, los ciudadanos, quienes, una vez más, habremos de confiar nuestra soberanía popular en manos de aquellas personas que elijamos en las urnas y nos representen en el Congreso de la Unión.

Quisiera empezar con el asunto de la transparencia gubernamental y el combate a la corrupción, materia que implica, sin lugar a dudas, una deuda histórica del gobierno de nuestro país, desde la época colonial. A continuación, en un formato sumamente condensado, expondré lo que cada uno de los diez partidos políticos nacionales propone acerca de este tema en sus plataformas electorales:

Partido Acción Nacional.- Modificar y generar la Legislación necesaria para la creación e implementación por completo del Sistema Nacional Anticorrupción, así como expedir las Leyes secundarias y los distintos ordenamientos que permitan crear y cumplir con los objetivos del Consejo Nacional para la Ética Pública del Comité de Participación Ciudadana, así como de los observatorios ciudadanos que de él dependan.

Partido Revolucionario Institucional.- Fomentar en los tres órdenes de gobierno la socialización y difusión de la información pública, mejorar su calidad, la oportunidad en su entrega y crear las bases de evaluación, fiscalización y rendición de cuentas, así como continuar con mayor énfasis y determinación en la creación de un Consejo Nacional para la Ética Pública con la participación de todas las autoridades del Estado mexicano, la sociedad civil, los partidos políticos y la ciudadanía en general.

Partido de la Revolución Democrática.- Crear el Tribunal Superior de Cuentas como un cuarto poder constitucional con facultades para prevenir, auditar y, en su caso, sancionar a los servidores públicos, particulares, partidos políticos o sus integrantes que incurran en actos de corrupción, así como regular rigurosamente la transparencia de licitaciones y concesiones, especialmente las de comunicaciones y transportes.

Partido del Trabajo.- Acabar con la impunidad y la corrupción en la aplicación de la justicia, que quien infrinja la Ley sea adecuadamente aprehendido, llevado a su debido proceso y sentenciado para cumplir la pena correspondiente, la cual sea aplicada sin distinción, así como una reforma democrática que involucre un mayor desarrollo y participación de la sociedad civil, que elimine el autoritarismo, la impunidad y la corrupción.

Partido Verde Ecologista de México.- Eliminar trámites y requisitos innecesarios que se han convertido en fuente de corrupción, de discrecionalidad y de abuso de poder en la gestión pública, administrativa y judicial, así como impulsar una cultura que promueva la legalidad, la solidaridad, el respeto y el cumplimiento de nuestras obligaciones como mexicanos, que repudie el delito, la corrupción y la impunidad, y que combata severamente estos ilícitos tanto en el ámbito público y privado.

Partido Movimiento Ciudadano.- Instituir un sistema de fiscalización y control social para combatir la corrupción, la impunidad y la violación de la Ley, así como combatir la corrupción al interior de las instituciones de seguridad y las autoridades locales, estatales y federales.

Partido Nueva Alianza.- Crear la Comisión Nacional Anticorrupción, siendo autónoma e integrada por ciudadanos de prestigio, así como facilitar que todos los ciudadanos puedan tener acceso a la información pública mediante procedimientos sencillos y expeditos.

Partido Morena.- Denunciar la corrupción, las injusticias, el autoritarismo, la arbitrariedad donde quiera y en quien sea que se presenten, así como erradicar las lacras de la corrupción, el fraude, la antidemocracia y el enriquecimiento ilegal.

Partido Humanista.- Enseñar a los niños, en edad temprana, los problemas generados por la corrupción (violencia, desigualdad, vulneración de los valores democráticos, pérdidas económicas multimillonarias para el país, vulneración de los derechos humanos, etc.), así como democratizar el presupuesto, lo que implica hacer de conocimiento al público, sin las barreras y brechas tecnológicas, el uso y destino de los recursos públicos.

Partido Encuentro Social.- Crear un nuevo marco jurídico que rija la actuación del organismo federal y coadyuve a la promulgación de una Ley General de Transparencia, así como fomentar la participación de las organizaciones de la sociedad civil para la implementación de mecanismos de vigilancia del actuar gubernamental.

Continuaré, en la próxima entrega, con el análisis de otros temas importantes de la agenda pública nacional. Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención. Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

Correo electrónico: carlosromo38@hotmail.com

Twitter: @josecarlos_romo

¡Participa con tu opinión!